Prevención en el trabajo: en qué consiste y cómo se logra

136

Para conseguir un ambiente en el trabajo que sea sano y seguro, es necesario que los profesionales del ámbito de la seguridad en el trabajo presten su colaboración, de forma que se puedan conseguir mejoras continuas en las condiciones de salud, protección, seguridad y bienestar para las personas. Así pues, la seguridad laboral requiere tener en cuenta una serie de elementos que se basan en las necesidades que se han identificado entre los trabajadores.

La creciente presión social y las expectativas de los consumidores hacen que las empresas tengan que subir de nivel en lo que a la prevención en el trabajo se refiere. Es por ello que se deben crear entornos laborables saludables y seguros para los trabajadores, a la par que se previenen enfermedades o se reduce la posibilidad de sufrir accidentes.

En el trabajo más vale prevenir que curar

Hay herramientas gracias a las cuales las empresas pueden crear ambientes de trabajo seguros, saludables y confortables, si bien por desgracia existen casos en los que se reacciona una vez que ya ha tenido lugar un accidente que podría haberse evitado adoptando un modelo de buenas prácticas más amplio.

La seguridad laboral es un tema que debe comenzar a mirarse desde el primer momento en que se comienza a configurar una empresa. Y hay que tener presente que la problemática no se reduce a posibles accidentes de trabajo, sino a enfermedades que pueden presentarse de forma progresiva por no haber adoptado medidas para evitarlas.

Por ejemplo, para evitar lesiones cervicales de los trabajadores, hay que preocuparse de proporcionarles sillas ergonómicas y no simplemente modelos atractivos a nivel estético. Estos son pequeños detalles, pero de gran importancia, que pueden quedar en manos del propio empresario cuando está poniendo en marcha su negocio. Sin embargo, existen cuestiones que son más complejas y que, por lo tanto, deben escapar hacia manos profesionales de la prevención laboral.

Cómo evitar problemas de espalda y tener una posición correcta

Normalmente, pasamos más de ocho horas sentados en una gran cantidad de trabajos que son de ámbito de oficina. La posición de la espalda y el confort que necesita requiere una inversión de calidad. Una de las mejores opciones es Ofichairs, cuentan con un centro logístico de vanguardia, aplicando las últimas tecnologías, diseños modernos para todo tipo de usuarios (casas, empresas, ocio, gaming, etc.), y presentes en más de diez países europeos.

Su principal ventaja es una ratio de precio calidad muy ajustada porque son fabricantes y, aprovechan el canal online y ecommerce venden de manera directa a particulares y empresas. Esto supone un ahorro muy importante de costes, tanto de tiempo como de dinero. Ahorrando entre un 40-80% del valor de la factura. El producto se recibe entre 48/72 horas porque tienen producción propia de más de 10.000 referencias en stock.

Por supuesto, la prevención de accidentes y de lesiones en el día a día es algo muy complejo y de amplio espectro. Pero, por lo menos, hay que ir poniendo el granito de arena en cada una de las decisiones y actuaciones que se realizan. Sea en el propio domicilio, despachos de profesionales liberales, clínicas particulares, en sucursales, agencias de servicios con atención al público, en grandes oficinas, sea para salas de juego recreativas y, por supuesto, en el puesto de trabajo.

Cómo conseguir la seguridad en el trabajo y prevenir lesiones

El primer paso para lograr la seguridad en el trabajo es realizar una evaluación de riesgos, lo cual debe hacerse en conjunto por la empresa, los trabajadores y los encargados de la seguridad laboral. Es importante también estudiar las posibilidades de que ocurran esos peligros, y qué impacto tendrían en ese caso.

Después, es necesario conocer los derechos y responsabilidades tanto de los empleados como de los empleadores en la seguridad en el trabajo, teniendo presente que la normativa aplicable en España es la Ley 31 de 1995.

A continuación, habría que dotar a los trabajadores de un EPI (Equipo de Protección Individual). En función del tipo de trabajo del que se trate, el EPI puede contener protección ocular, auditiva, facial, de las piernas, etc.

El siguiente paso consiste en suministrar capacitación para el puesto de trabajo, y orientación laboral. De hecho, antes de entregar a un empleado nuevo una máquina o una estación de trabajo, es necesario que realice un curso formativo.

Finalmente hay que promover una cultura de salud y seguridad en el trabajo, lo cual se consigue adoptando códigos éticos y sociales como parte del trabajo diario, lo que en su conjunto es conocido como “cultura de salud y seguridad en el trabajo”.

 

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email