Microcelulas solares para el mundo conectado

62

Un grupo de investigadores del MIT ha creado, tras años de trabajo y experimentación, una célula fotovoltaica flexible de tamaño y peso tan minúsculo que puede situarse sobre una pompa sin romperla. Estas células podrían colocarse en cualquier parte, como la ropa o en los portatiles, sin que tan siquiera nos diésemos cuenta.

Lo mejor de todo es la versatilidad que ofrece tras su proceso de producción, en el que la célula solar (fabricada con el absorbente Ftalato de dibutilo), el substrato que la sostiene y el revestimiento que la protege (hechos con un polímero flexible conocido como parileno) se combinan en un único paso. Así, el substrato puede protegerse del polvo y otras sustancias tóxicas, haciéndose todo ello al vacío, a temperatura ambiente y sin usar disolventes o químicos fuertes. Siendo, según los propios investigadores del MIT, el propio proceso de elaboración de la célula más novedoso que los componentes que en el se utilizan.

El resultado ofrece, según el equipo de investigadores del MIT, un material ultrafino, hasta la proporción 1/15 respecto al grosor de un pelo humano, capaz de convertir la luz solar en electricidad de una forma eficiente. De hecho, puede que sea demasiado fina como para ser práctica, ya que como indica Joel Jean, uno de los investigadores del proyecto, “si respiras demasiado fuerte, es posible que salga volando”.

Pasando a pensar en posibles utilidades prácticas, desde la investigación sugieren que aunque aún quedan años como para que pueda ser producido a escala masiva, el invento podría situarse sobre la superficie de cualquier material. Lo primero que se nos ocurre es como capa de absorción de los objetos conectados de bajo consumo que ya está dejando el Internet de las Cosas.

Hipertextual (28/02/2016)

http://hipertextual.com/2016/02/celulas-solares-iot

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email