Técnica insólita que fulmina el cáncer con semillas magnéticas

181

Pese a los avances alcanzados en la medicina, el cáncer sigue siendo una de las enfermedades que cobra más víctimas anualmente y una de las más complejas de abordar, en función del órgano donde sea detectado.

Sin embargo, pese a las estadísticas, los esfuerzos por encontrar una cura a este flagelo no han cesado.

En ese sentido, se conoció de la existencia de una iniciativa que consiste en la implantación de partículas en aquellas zonas del cuerpo donde se encuentren alojados los tumores de manera que luego sean calentadas para destruir el tejido canceroso.

Sin embargo, un equipo de investigación de la Universidad del Colegio de Londres (UCL) se dio a la tarea de enfocarse en esta tecnología y potenciarla dándole un nuevo enfoque, involucrando la resonancia magnética en el proceso.

Fue así como el equipo propuso un tratamiento en el cual se dispusiera de la resonancia magnética para conducir las semillas magnéticas a la zona del tumor con un elevado nivel de precisión, generando así una prometedora alternativa que sirva como tratamiento para abordar aquellos cánceres que sean de difícil acceso.

Al indagar sobre la técnica que inspiró el desarrollo de esta investigación, la misma es denominada como hipertermia magnética, dotada con una tecnología que ha demostrado gran potencial durante estos últimos años.

La dinámica presente en el trabajo realizado por el equipo de la UCL radica en la colocación cuidadosa de partículas magnéticas sobre las áreas afectadas por el cáncer, las cuales serían luego calentadas, dejando intacto el tejido sano alrededor.

El equipo de la UCL tomó la técnica actual y la sometió a una serie de mejoras en aspectos como la capacidad limitada de manipular las partículas tras haber sido implantadas en el cuerpo, corrigiendo también la dependencia presente entre estas para realizar el trabajo.

El resultado obtenido fue denominado como «ablación mínimamente invasiva guiada por imagen» (MINIMA), la cual sustenta su funcionamiento en la presencia de una única termosonda ferromagnética capaz de dirigirse al lugar del tumor con ayuda de un escáner de IRM para luego ser calentada de forma rápida y así cumplir su función.

Gracias a esto, los científicos se muestran optimistas y sugieren que en el futuro esta tecnología será utilizada para atacar canceres cerebrales agresivos y difíciles de tratar.

WWWHATSNEW (06/02/2022)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email