Las comunicaciones dan un paso adelante

31

Los teléfonos móviles se han convertido en algo tan común como los teléfonos fijos. De hecho, en muchos países en desarrollo, el coste de conexión de líneas telefónicas es tan alto que se están decantando por la telefonía móvil. En Europa, el uso de los teléfonos móviles y la transferencia de datos inalámbrica para los ordenadores están aumentando y sus aplicaciones diarias se están expandiendo exponencialmente. Esta es la razón por la cual Europa necesita urgentemente ver lo que se puede hacer ahora para comprender las necesidades futuras de las redes móviles.

El proyecto ROCKET hará exactamente eso. Los socios del proyecto centrarán sus esfuerzos en dos nuevas tecnologías que, según creen, serán la clave del futuro: las redes móviles WiMax («Worldwide Interoperability for Microwave Access» o Interoperabilidad Mundial para Acceso por Microondas) y LTE («Long-Term Evolution» o Evolución a largo plazo). La tecnología WiMax asegura la transmisión de datos inalámbrica usando una variedad de modos de transmisión. Mientras la LTE remite a la nueva norma de red móvil que se está desarrollando, los expertos creen que ésta será de una clase superior a la disponible hoy en día.

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email