Pros y contras que atravesará la economía española en 2023

93

El último pronóstico de Funcas es que la economía española alcance a finales de este año el nivel de actividad previo a la pandemia tras crecer un 1,5%, cinco décimas más de lo previsto en enero, en un ejercicio que irá de más a menos y que supone una clara desaceleración respecto al 5,5% registrado en 2022.

Para el centro de investigación dedicado a la investigación económica y social, la evolución del PIB estará condicionada por elementos contrarios: a corto plazo van a persistir factores alcistas, pero en la segunda mitad del año los factores negativos pesarán en el ritmo de crecimiento.

Como elementos a favor, figuran la desescalada de los precios energéticos, la plena normalización del turismo y el mejor ritmo de ejecución de los fondos europeos, pero en contra juegan el impacto de la política monetaria, la elevada inflación y las tensiones en los mercados financieros surgidas tras la caída de Silicon Valley Bank.

El impacto contractivo de la política monetaria y de las tensiones financieras se visibilizará con más contundencia a partir del verano, momento a partir del cual el avance del PIB perderá vigor.

El director general de Funcas, Carlos Ocaña, ha apuntado que “este escenario de crecimiento débil y elevada inflación en España y en el conjunto de Europa probablemente caracterizará todo el periodo de previsión”.

El mercado laboral se mantendrá como uno de los principales factores de resistencia de la economía española. Pese a la desaceleración de la actividad, el centro de investigación prevé la creación de cerca de 200.000 empleos netos este año (en términos equivalentes a tiempo completo) y de otros 170.000 en 2024. La tasa de paro bajará hasta economiel 11,9% en 2024, un nivel todavía elevado en comparación europea.

IT USER (18/04/2023)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email