¿Cómo puedo acceder a créditos sin aval?

179
acceder a créditos sin aval

A la hora de solicitar un préstamo personal, no contar con un aval puede complicar la vida a muchas personas. En ocasiones, este requisito representa un obstáculo insalvable para hacer realidad proyectos personales, liquidar deudas o, simplemente, darse un capricho.

Para que todos puedan acceder a estos instrumentos financieros, las entidades prestadoras han diseñado los créditos sin aval. Se trata de aquellos préstamos que permiten obtener un capital sin necesidad de contar con un aval para poder acceder a ellos.

 Sin embargo, sí será necesario contar con ingresos suficientes, regulares y justificables que garanticen que el crédito será devuelto sin inconvenientes. Hoy en N-Economía trataremos el amplio abanico de los créditos y avales.

 ¿Por qué las entidades financieras solicitan un aval?

En ocasiones, las entidades financieras y bancarias solicitan un aval o un avalista para poder conceder un crédito. Este aval debe responder al valor de la deuda que se está adquiriendo con el crédito, y así, se garantiza que la empresa prestadora pueda recuperar el dinero en caso de impago.

Por lo general, los créditos de cuantías pequeñas no requieren ni de aval ni de avalista, pero cuando las cantidades son altas si es necesario presentar un aval para que el crédito pueda ser concedido.

Por supuesto, hay alternativas como los bancos que dan créditos sin aval. Se trata de aquellos en los que no se exigirá ningún bien como garantía del pago del crédito. De hecho, solo serán necesarios ingresos regulares y estabilidad económica para demostrar que se puede hacer frente a la devolución del crédito sin problemas.

 ¿Cuáles son los tipos de créditos sin aval que existen?

En la actualidad hay varios tipos de créditos sin aval:

  • Mini créditos sin aval: estos productos financieros están caracterizados por la rapidez de su concesión, ya que en menos de 15 minutos es posible tener el dinero en la cuenta bancaria del solicitante.

En este tipo de crédito es posible obtener hasta 1.000 euros, aunque si eres nuevo cliente, podrás solicitar solo 300 euros para devolverlos en 30 días. Su precio medio es 1,1% diario.

  • Créditos rápidos sin aval: este tipo de créditos también se otorgan con mucha rapidez, pero las cantidades pueden alcanzar hasta 6.000 euros. La devolución se realiza en cuotas mensuales, dependiendo de la entidad.

El precio de estos préstamos es de un 3 % mensual aproximadamente y puedes solicitarlos para todo tipo de finalidades.

  • Préstamos personales sin aval y sin nómina: estos productos están dirigidos a financiar grandes proyectos como, por ejemplo, la compra de una casa. Con estos créditos sin aval se pueden obtener hasta 60.000 euros.

Tienen un precio medio del 8,57 % TAE, según el último estudio del Banco de España, y dado que las cantidades son muy altas, los plazos de devolución son más largos.

créditos sin aval

¿Cómo deben ser los ingresos de los créditos sin aval?

Como lo comentamos antes, para optar por un crédito sin aval es necesario tener ingresos suficientes que garanticen que el solicitante podrá devolver el crédito sin problemas.

Los ingresos válidos para solicitar estos instrumentos financieros deben responder a las siguientes características:

1. Ser regulares en el tiempo, es decir, que la empresa prestadora pueda corroborar que, durante el plazo de devolución del préstamo, el solicitante recibirá ingresos constantes.

2. Ser justificables. Los ingresos deben ser legales y oficiales. Para validarlos serán necesarios documentos como la declaración de la renta o del IVA (en el caso de trabajadores por cuenta propia), la pensión o la prestación por desempleo.

3.  Ser suficientes para poder sufragar el reembolso del crédito cada mes sin que ello impida hacer frente a otras obligaciones financieras, como gastos personales.

Una de las formas de saber si se puede pagar un crédito es calcular que la cuota sea máxima de un 35% de los ingresos netos. Este porcentaje es el recomendado por el Banco de España para evitar el sobreendeudamiento.

¿Cuánto cuesta un crédito sin aval?

El coste de los créditos sin aval está determinado por diferentes factores:

La cantidad y el plazo de devolución. Cuanto mayor sea el capital y el plazo de devolución, mayor será el coste. Ambos factores inciden directamente en los intereses.

Por eso, a la hora de elegir, es conveniente escoger solo la cantidad que se necesita para pagar en el menor plazo posible.

El Tipo de Interés Nominal o TIN. Se refiere al índice que los bancos intentan resaltar, ya que siempre es inferior a la TAE.

La TAE o Tasa Anual Equivalente. Es el indicador más representativo de cualquier instrumento financiero. La TAE permite comparar diferentes créditos sin aval, ya que agrupa todos los costes de un crédito, como las comisiones, el importe, los plazos de devolución, etc.

Las comisiones. Están ausentes en los créditos sin aval de importes bajos, pero en los de mayores cantidades se pueden encontrar comisiones que rondan entre el 1 % y el 3 %. Por lo general, se pagan en la primera cuota de devolución del préstamo. Nunca debes pagarlas antes de ingresar el dinero en la cuenta bancaria.

Los productos vinculados. Son productos que las entidades ofrecen al acceder al crédito sin aval, como por ejemplo, los seguros.

Si quieres conseguir una buena oferta de créditos sin aval, es necesario tener en cuenta todos estos factores. Por lo general, un buen crédito sin aval es aquel en el que el TIN y la TAE no superan el 8%, no tienen comisiones ni exigen la contratación de productos vinculados obligatorios.

¿Cómo conseguir crédito rápido?

Actualmente las entidades bancarias han puesto a disposición de sus clientes plataformas online donde se pueden solicitar préstamos online para solventar las situaciones urgentes donde se necesita un crédito express.

El uso de estos préstamos online al instante ha aumentado considerablemente con la crisis económica, la mayoría de ocasiones orientado al pago de deudas o a costear la entrada de una inversión.

Los micro préstamos online siguen el mismo proceso que los citados anteriormente y se requieren las mismas condiciones económicas. De igual forma, el tiempo que tarda el prestamista en conceder el crédito dependerá siempre de la cantidad solicitada.

Espero que con esta explicación hayas comprendido el funcionamiento de los diferentes tipos de créditos y de la figura del aval, así que si te ha gustado el post o si te hemos ayudado a ampliar tus conocimientos no dudes en ponerte en contacto con nosotros para comunicárnoslo!

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email