Vacunas en forma de pastilla, adiós a la vacuna inyectada

116

Un nuevo estudio de científicos del MIT ha demostrado una forma de administrar ARNm directamente en el tracto digestivo mediante una pastilla. Los investigadores indican que este sistema de administración oral podría ser una forma única de administrar vacunas ARNm al estómago.

Dado que nuestro sistema digestivo genera ácidos diseñados para descomponer los alimentos complejos, los fármacos orales suelen necesitar revestimientos protectores para pasar por el estómago, lo que hacía muy difícil tratar ciertas enfermedades a base de pastillas.

Hace unos años, investigadores del MIT revelaron un método único de administración oral de fármacos. La innovación consistía en una pequeña cápsula recubierta de microagujas. Al llegar a los intestinos, la cápsula inyecta su contenido directamente en la pared del intestino.

En 2019, el equipo del MIT demostró que la cápsula administraba eficazmente insulina en pruebas con animales. En experimentos con cerdos, los investigadores descubrieron que la cápsula podía hacer llegar al torrente sanguíneo del animal el mismo volumen de insulina que una inyección estándar.

Ahora, a la luz del notable ritmo de investigación sobre el ARNm debido a la pandemia de COVID-19, los investigadores han demostrado que este novedoso sistema de administración de fármacos puede funcionar eficazmente con moléculas de ARNm.

En primer lugar, los investigadores desarrollaron un nuevo tipo de nanopartícula para contener el ARNm. Esta novedosa nanopartícula está diseñada para introducirse con mayor eficacia en las células y entregar la carga útil de ARNm. Tras liofilizar las cargas útiles de las nanopartículas y empaquetarlas en las cápsulas de microagujas, los investigadores las probaron en varios modelos animales.

El ARNm administrado en los experimentos codificaba la producción de proteínas indicadoras inocuas, que pueden indicar que el tejido está absorbiendo el proyecto de ARNm y fabricando las moléculas deseadas.

Los experimentos con cerdos demostraron con éxito que las células estomacales tomaron las moléculas de ARNm y produjeron proteínas indicadoras.

Alex Abramson, coautor del nuevo estudio, afirma que se necesita más trabajo para explorar si las vacunas de ARNm administradas de esta manera pueden dar lugar a respuestas inmunitarias sistémicas, pero es plausible pensar que podría funcionar.

Recordad que el ARNm puede utilizarse para pedir a las células que produzcan cualquier cantidad de moléculas que podrían ser útiles desde el punto de vista terapéutico, y la administración de estos directamente a las células intestinales promete nuevas formas de tratar todo tipo de enfermedades.

COMPUTER HOY (01/02/2022)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email