Tecnología para transformar móviles en miniescáneres

130

Los sistemas de seguridad que se emplean en los aeropuertos son altamente eficaces, pero requieren de dispositivos de gran tamaño y coste elevado. Un equipo de la Universidad de Oviedo ha conseguido ahora desarrollar un prototipo empleando únicamente sensores presentes en teléfonos móviles de última generación, lo que podría convertirlos en miniescáneres para ver a través de los objetos con idénticos resultados en términos de calidad y eficacia y un precio mucho más asequible.

El hallazgo es fruto del trabajo del Grupo de Teoría de la Señal y Comunicación de la Universidad de Oviedo y se enmarca en el proyecto Tecnologías avanzadas en ondas milimétricas para dispositivos vestibles o de mano (MILLIHAND), que cuenta con financiación del Plan Nacional de I+D+i. El profesor e investigador Jaime Laviada Martínez, del departamento de Ingeniería Eléctrica, Electrónica, de Computadores y de Sistemas de la Universidad de Oviedo, explica que el proyecto MILLIHAND se puso en marcha en 2019 con el propósito de «resolver retos sociales gracias a la tecnología».

En este tiempo, el trabajo del equipo de la institución académica asturiana ha avanzado en la creación de dispositivos novedosos que pueden emplearse en la ropa o utilizarse en la propia mano. Uno de los objetivos del proyecto es diseñar un radar integrado en la ropa, una especie de bastón tecnológico, que pueda ser empleado por personas con discapacidad visual para detectar y sortear obstáculos.

El Grupo de Teoría de la Señal y Comunicación de la Universidad ha conseguido nuevos y sorprendentes resultados gracias a la explotación de las herramientas que proporcionan los teléfonos móviles de última generación. «Hemos diseñado un sistema de imagen electromagnética que consigue transformar los teléfonos móviles en escáneres que nos permiten ver a través de objetos como el papel, el cartón o la ropa, exactamente igual que los sistemas de seguridad que se utilizan en los aeropuertos de todo el mundo», apunta Laviada.

Para conseguirlo, el grupo de investigación asturiano se ha apoyado en dos tipos de tecnología móvil. Por un lado, teléfonos que llevan un radar incorporado como algunos dispositivos de Google que fueron diseñados para detectar gestos como pasar páginas con el movimiento de la mano: «Nosotros hemos dado una vuelta de tuerca y hemos utilizado ese pequeño radar para abrir un mundo lleno de posibilidades». Y, por otro lado, la telefonía 5G, que emite y va a emitir cada vez más en ondas milimétricas muy cortas que permiten conseguir imágenes de una alta resolución. «Con este incremento en la frecuencia ganamos en resolución y lo que antes era una simple mancha ahora es una imagen muy clara…», explica Laviada.

Así, para convertir los móviles en miniescáneres se ha utilizado una tecnología combinada: las cámaras de los móviles para seguir la posición del móvil y las unidades de comunicación para emitir y transmitir, igual que lo hace un radar.

Tras el diseño de este innovador prototipo, el equipo de la Universidad de Oviedo está avanzando ahora en la búsqueda de acuerdos comerciales que permitan la explotación económica de su hallazgo.

LA VOZ DE ASTURIAS (12/04/2021)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email