EmDrive el proyecto que quiere hacer realidad el motor imposible

115

“Los motores no mueven la nave. La nave permanece donde está y los motores mueven el universo a su alrededor”. Así explica el profesor Farnsworth de la serie ‘Futurama’ cómo funciona el descabellado invento. El proyecto EmDrive, que busca impulsar vehículos sin necesidad de combustible, recuerda a esa tecnología por los adjetivos que lo suelen acompañar: ciencia ficción e imposible. Pero aunque muchos físicos lo consideren una locura, un ‘paper’ a punto de ser publicado y una prueba real han resucitado esta idea

A comienzos de este mes se confirmó un rumor que se repetía desde finales de agosto: la revista del Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica (AIAA) publicará en diciembre un ‘paper’ relacionado con la propulsión electromagnética en la que se basa el EmDrive. Los pormenores del trabajo, que ha superado la revisión por pares (‘peer review’), no serán públicos hasta su aparición.

Pero ‘International Business Times’ publica algo más de información al respecto, extraída de un comentario escrito en un foro de la NASA (y más tarde borrado). Su autor era uno de los mayores defensores del EmDrive, el investigador del MIT José Rodal. Junto con el supuesto título y críptico resumen del estudio podemos leer que uno de los autores es Paul March, ingeniero de la división Eagleworks de la NASA.

El laboratorio Eagleworks es comparable al Google X de Alphabet, hogar de trabajos tan experimentales como osados. La NASA lleva años detrás de una tecnología capaz de revolucionar los viajes espaciales, y hace más de un año ya aseguró que había probado con éxito uno de estos motores. Pero, como escribía entonces el astrofísico y divulgador Daniel Marín, “afirmaciones extraordinarias requieren evidencias extraordinarias”.

La agencia no es la única que busca convertir en realidad este motor electromagnético. El siguiente capítulo del culebrón llegó esta semana, cuando uno de los teóricos del EmDrive, el ingeniero químico Guido Fetta, anunció que iba a probar una tecnología similar en un CubeSat. El motor de Fetta, denominado Cannae Drive, se instalaría en un satélite cúbico que orbitaría la Tierra a una altura baja de unos 240 kilómetros. Allí permanecerá durante seis meses para demostrar que esta tecnología puede ser empleada en satélites espaciales.

Según podemos leer en la web de Cannae, la tecnología “puede impulsar pequeños satélites debido a su pequeño tamaño y requisitos”, que calculan en 10 vatios para un CubeSat de 1,5 U (unos 15 x 15 x 15 centímetros). Las cifras van en la línea de las palabras del principal ideólogo del EmDrive, Roger Shawyer, que asegura respecto al futuro ‘paper’ de la NASA que cualquier impulso que consigan será muy pequeño, equivalente al conseguido por él hace una década.

El Confidencial (07/09/2016)

http://www.elconfidencial.com/tecnologia/2016-09-07/emdrive-nasa-cannae-cubesat_1256177/

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email