IA, una aliada para remontar el segundo azote de Covid-19

201

La inteligencia artificial aparece con cierta frecuencia en los medios de comunicación, es una aliada más en los smartphones, también en los hogares y se postula como una solución en los negocios y la industria. Según IDC, el gasto en Inteligencia Artificial crecerá más de un 33% en el segmento de servicios en los próximos tres años. «La inteligencia artificial va estando presente en las empresas y en nuestros hogares», apunta el último informe Sociedad Digital en España 2019 de Telefónica. «Las aplicaciones de la inteligencia artificial ya están entre nosotros, y abarcan, desde los sofisticados algoritmos de recomendación para la compra online de productos y servicios, hasta la mejora en el diagnóstico y tratamiento del cáncer», añade.

Las predicciones apuntan a que de aquí a diez años la mayoría de las compañías habrán incorporado sistemas inteligentes en sus procesos de negocio, ya sea a través de desarrollos propios o suministrados por terceros. De hecho, la firma de capital riesgo MMC Ventures ha identificado hasta 1.600 startups relacionadas con esta tecnología en toda Europa. Por sectores, salud y bienestar es la actividad preferida por la inteligencia artificial, una de cada cinco startups la usa y se ha presentado como una herramienta para ayudar a batir a la covid-19.

Durante la primera ola de expansión del SARS-CoV-2, esta herramienta tecnológica se presentó como una ayuda más, ahora vuelve a cobrar especial importancia. Investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres junto con científicos del IFISC (instituto de investigación conjunto de la Universidad de las Islas Baleares y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas) han puesto en marcha un algoritmo capaz de reasignar de manera óptima los pacientes Covid a las UCI para así tratar de reducir el estrés al que se ven sometidos estos recursos. Con datos del sistema público de salud británico, el NHS, el algoritmo, a través de un enfoque matemático y con la ayuda de la inteligencia artificial, es capaz de redistribuir hasta 1.000 pacientes de la UCI, «que de otro modo probablemente no recibirían una vigilancia intensiva adecuada», detallan sus creadores.

Durante los primeros meses de la pandemia, el Sistema Vasco de Salud, también, echó mano de la inteligencia artificial. Sherpa.ai, una startup vasca más avanzada en este ámbito, desarrolló una plataforma para que las autoridades sanitarias pudieran estimar el número de camas UCI necesarias a lo largo de una semana. Gracias a esta herramienta ayudaron a la logística hospitalaria y evitaron la sobresaturación de los centros como ocurrió en otras regiones. El trabajo de la tecnología de Shepa.ai permite calcular el número de camas UCI necesarias a siete días vista y analiza patrones y tendencias de la evolución del virus, un aspecto fundamental para que los sanitarios puedan reaccionar a tiempo. Además, ésta es capaz de predecir el número de hospitalizados leves, lo que permitiría, por ejemplo, habilitar un hospital específico para este tipo de pacientes.

En España, Francisco Herrera, catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial de la Universidad de Granada junto con el Hospital Clínico San Cecilio de Granada trabaja en aplicar ese modelo al diagnóstico de la covid-19. Radiografías de tórax con neumonía y sin neumonía, esta es la base de datos donde la inteligencia artificial toma su entrenamiento. En la actualidad, el modelo determina en un 81% si un paciente tiene coronavirus. El proyecto del catedrático Herrera alcanza casi a una decena de centros hospitalarios para ayudar en el diagnóstico para hacerlo más rápido y eficaz. No obstante, asegura Herrera que «a más radiografías, mejor diagnóstico».

HOY (26/10/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email