Hypergiant Industries ha patentado un innovador un biorreactor de algas

82

La evolución inexorable del cambio climático es innegable y cíclica, pero en la actualidad la mano del hombre ha acelerado este proceso natural, lo que ha generado cambios muy rápidos a nivel climático y geográfico, como puede ser la aceleración de la desertización, el aumento de las temperaturas, la destrucción de hábitats como la gran barrera de coral.

Ante esta situación se están llevando a cabo múltiples investigaciones con el objetivo de tratar de revertir o paliar este suceso, como el estudio de coníferas con el objetivo de enfriar el clima y combatir la sequía, el uso de robots para salvar la gran barrera de coral o la planta masiva de árboles, unas medidas que esperan mitigar el cambio climático.

A la hora especialmente de reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, existen procesos orgánicos en la naturaleza que pueden aprovecharse. Entre ellos encontramos la enorme capacidad de absorción de carbono de las algas, una potente herramienta para producir biocombustibles ecológicos y a su vez, que bajen las emisiones de gases de efecto invernadero.

Mediante el proceso de fotosíntesis, las algas de plantas acuáticas absorben dióxido de carbono, agua y luz solar para producir energía. Naturalmente, la planta usará esta energía para multiplicarse y crecer, pero los científicos han estado experimentando formas de capturarla y convertirla en biocombustibles, con algunos resultados prometedores.

El recientemente anunciado Eos Bioreactor -similar a una consola como una Xbox gigante en el jardín- mide 90 x 90 x 210 centímetros y su diseño está concebido para instalarse en entornos urbanos donde captura y secuestra carbono de la atmósfera, generando a su vez biocombustibles limpios que podrían usarse para reducir aún más huella de carbono del edificio.

Las algas dentro del Eos Bioreactor viven dentro de un sistema de tubos y un tanque de agua dentro del dispositivo, que se bombea lleno de aire y se expone a la luz artificial, dando a la planta los alimentos que necesita para prosperar y producir biocombustibles. En concreto, el biorreactor emplea una cepa específica de algas llamada Chlorella vulgaris, que se dice que absorbe mucho más CO2 que cualquier otra planta.

Hypergiant Industries afirma que la tecnología de cosecha incluida en su Eos Bioreactor es tan eficiente que es 400 veces más efectiva en la captura de carbono que los árboles que ocupan la misma huella. Uno de sus puntos fuertes es su software de aprendizaje automático, responsable de supervisar todo el proceso, gestionando los niveles de luz, temperaturas y pH para obtener el máximo rendimiento.

La empresa hará públicos los diseños para el biorreactor a lo largo de este año con la esperanza de inspirar a otros a encontrar soluciones similares. Por otra parte, el lanzamiento comercial del producto se estima para el próximo año 2020.

 

Tic Beat (19/09/19)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email