Una tirita inteligente que protege de infecciones

311

Los sensores conectados al Internet de las Cosas, apps de salud o wearables no invasivos integrados en el cuerpo son soluciones activas y en desarrollo muy útiles para monitorizar la salud de los pacientes. Una de las novedades más jugosas en el campo de la salud alude al potencial de un vendaje capaz de detectar infecciones.

Esta tirita inteligente cuenta con nanosensores incrustados en las fibras del vendaje, facilitando un medio continuo y no invasivo para detectar y monitorear una infección que ocurre dentro de cada herida, según un estudio reciente publicado en la revista Advanced Functional Materials. “Los nanotubos de carbono de pared simple dentro del vendaje podrán identificar una infección en la herida al detectar concentraciones de peróxido de hidrógeno”, dijo el profesor asistente Daniel Roxbury de la Universidad de Rhode Island (URI), en una publicación de blog.

El gran reto para este tipo de usos es lograr inmovilizar los nanotubos de forma biocompatible con el propósito de que sigan siendo sensibles al entorno, en esto caso concreto, al peróxido de hidrógeno dentro de las heridas. El vendaje se completa con un dispositivo portátil miniaturizado que de forma inalámbrica -a través de un enlace óptico- detectará las señales de los nanotubos de carbono incrustados en el vendaje. Así, la señal puede transferirse a un smartphone o dispositivo similar para mandar alertas automáticas a pacientes o responsables sanitarios.

“Este dispositivo se utilizará únicamente con fines de diagnóstico. No obstante, la esperanza es que el dispositivo diagnostique una infección en una etapa temprana, requiriendo menos antibióticos y previniendo medidas drásticas, como la amputación de una extremidad”. Por ello, se trata de un descubrimiento especialmente relevante para el tratamiento de las heridas crónicas de los pacientes con diabetes.

“Diseñamos y optimizamos un proceso de microfabricación para colocar con precisión nanosensores dentro de las fibras individuales textiles”, dijo Mohammad Moein Safaee, otro de los participantes del estudio. “Utilizamos microscopios de vanguardia para estudiar la estructura de los materiales que producimos. También utilicé un espectrómetro de infrarrojo cercano construido en casa para optimizar las características ópticas de los textiles”.

La siguiente etapa de este proyecto verificará la función adecuada de los vendajes en una placa de Petri, mezclados con células cultivadas vivas que se encuentran típicamente en las heridas. Las células sn glóbulos blancos denominados fibroblastos y macrófagos que producen peróxido de hidrógeno en presencia de bacterias patógenas. Si todo funciona pasarán a las pruebas de laboratorio en ratones.

El futuro podría ser brillante para esta tecnología puntera: los vendajes incrustados con nanotubos de carbono mantendrían informados en tiempo real y mediante alertas automatizadas a los médicos acerca del estado de su futuro paciente, ahorrando un tiempo crucial y optimizando recursos.

TIC BEAT (26/01/2021)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email