Tesla crea baterías que reducirán el precio de los coches eléctricos

174

Tesla está planeando introducir en el Model 3 fabricado en China su nueva batería, la batería que aseguran tendrá una vida útil de 1,6 millones de kilómetros, y que además reducirá notablemente su coste. La batería, desarrollada junto a la compañía china CATL, se lanzará a finales de este año o principios del próximo, según ha informado Reuters, y se espera que pueda acercar el precio de compra de los coches eléctricos con los de combustión. En los últimos meses, Elon Musk había estado animando el ambiente entre los inversores de la compañía y también entre sus potenciales rivales, dejando entrever que anunciaría mejoras significativas relacionadas con la tecnología de baterías en el llamado ‘Día de la batería’.

Pues bien, entre esas mejoras está previsto que las nuevas baterías de Tesla consigan reducir su precio en «dos dígitos» porcentuales, permitiendo acortar la diferencia entre el precio de compra de los coches eléctricos y sus rivales de combustión. No obstante, todavía es pronto para afirmar que se vaya a alcanzar la equiparación de precios, lo cual sería una gran noticia.

La nueva batería, desarrollada junto a la compañía china CATL y con Jeff Dahn a la cabeza del equipo investigador, podrá también tener una segunda e incluso una tercera vida en la red eléctrica, como acumulador de energía estático. Con una flota global de más de 1 millón de coches eléctricos capaces de conectarse entre sí, y con la introducción próximamente de la tecnología V2G en el Model 3, la idea de Tesla es convertirse en un proveedor de energía, suministrando electricidad a particulares y empresas.

El plan de Tesla es lanzar la nueva batería primero en China, pero no se descarta que más adelante llegue al resto de mercados. Eventualmente, además, se introducirán versiones mejoradas de la batería para ofrecer mayor densidad de energía y capacidad de almacenamiento, y seguir reduciendo su precio en la medida de lo posible -para lo cual se necesitará escalar su producción-. Respecto a esto último, Tesla tiene previsto implementar también nuevos procesos de fabricación y ensamblaje más eficientes para reducir costes en mano de obra. El fabricante estadounidense podría aprovechar una tecnología desarrollada por CATL para ensamblar y colocar las celdas en la batería de manera más simple, lo cual reduce el coste de fabricación y el peso total de la batería.

Ya hemos visto que las nuevas baterías de Tesla introducirán innovaciones en la química de las mismas, han reducido e incluso eliminado su contenido en cobalto y el uso de nuevos materiales y aditivos químicos permiten reducir el estrés interno en las celdas, motivo por el cual pueden almacenar más energía durante periodos de tiempo más largos. 

HÍBRIDOS Y ELÉCTRICOS (16/05/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email