Tecnología de Telefónica para depurar el aire en colegios

196

Telefónica ha comenzado a comercializar una tecnología capaz de descontaminar el aire y las superficies en espacios cerrados, para así reducir el riesgo de contagios de enfermedades. Ante la creciente necesidad de las oficinas, centros educativos y de establecimientos comerciales de combatir las posibles partículas nocivas que flotan en el ambiente, la compañía de telecomunicaciones ha respondido con soluciones de contrastada eficacia frente a esos fines. De hecho, la multinacional señala que su sistema asegura la eliminación del 99,9% de los biocontaminantes y patógenos, como es el Covid-19. Con esta iniciativa, Telefónica permitirá a cientos de colegios poder cerrar las ventanas, con plenas garantías, ante el frio del otoño e invierno que se avecina.

“Disponer de sistemas automatizados que garanticen la purificación del aire y desinfección de superficies de forma continua evita la propagación del virus, facilita la gestión y labores de limpieza y optimiza los recursos disponibles”, explican fuentes de la compañía, tras recalcar la importancia de aplicar medidas de higiene excepcionales y constantes para “minimizar el riesgo de contagio en espacios cerrados con gran afluencia de personas”.

En este empeño, la filial Ingeniería de Seguridad (TIS) de Telefónica ofrece purificadores de aire autónomos basados en filtros HEPA, dotados de sensores inteligentes capaces de analizar de manera continua la calidad de aire. Estos sistemas resultan de especial utilidad para los espacios reducidos, mientras que para las zonas más amplias propone la utilización de módulos plug & play con tecnología NCC (siglas en inglés para Convertor Catalítico Natural), patentada por la NASA, recomendables para restaurantes y aulas. Esta tecnología convierte la humedad relativa del aire en peróxido de hidrógeno, permitiendo la eliminación natural de hasta un 99,9% de patógenos (bacterias, virus, hongos, etc.) en el aire y superficies, garantizando una desinfección constante todos los días del año y a todas horas. “Estas soluciones se controlan mediante sensores que miden la calidad del aire, integrados a una plataforma de gestión centralizada, que permite acceder al estado de aire en cada ubicación, funcionamiento, activación y desactivación de los sistemas, el objetivo es la renovación del aire en espacios cerrados para reducir el riesgo de contagio de enfermedades a través de tecnologías conectadas, aprovechando la infraestructura de red existente”, añaden desde la compañía.

La puesta en marcha de esta tecnología ajena a los servicios estrictamente de conectividad no solo supone una fuente alternativa de ingresos para el grupo tecnológico, sino que pone de relieve el compromiso del grupo por “seguir apoyando a las instituciones, administraciones y negocios en la lucha contra la pandemia”.

“La situación actual en la segunda ola de contagios e imposición de más medidas restrictivas en distintas partes del territorio nacional están suponiendo un auténtico reto tanto para la población como para entes públicos, negocios y compañías”, indican fuentes de Telefónica para añadir que “esta reescalada está obligando a las instituciones educativas, así como al comercio y hostelería a aplicar medidas de seguridad sanitaria que garanticen una vuelta a las aulas segura y espacios limpios a sus clientes y empleados”. De esa forma, el grupo de telecomunicaciones responde con una tecnología dirigida a amplios sectores de actividad.

EL ECONOMISTA (07/11/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email