Tecnología de peso mundial para la Ducati más ligera

220

Ducati va poco a poco mostrando el menú de su próxima moto súper exclusiva, la Ducati Panigale V4 Superleggera, una deportiva impresionante con datos que harían temblar a las mismísimas máquinas de ensueño de MotoGP.

Esta superdeportiva lleva lo último y lo mejor en componentes, donde destacan especialmente el titanio, el magnesio y la fibra de carbono, tres materiales con los que Ducati no para de investigar y ‘jugar’. Tal como ellos lo llaman, son “la columna vertebral de la dinámica del vehículo” e incluso ya forman parte de la estética de la moto.

Gran parte de la culpa de ese trabajo es de Leonardo Bagnoli, jefe de simulación de vehículos y el mayor responsable de que la Superleggera utilice lo máximo posible esos materiales tan especiales, que tienen como misión reducir al máximo posible el peso de la moto, pero sin perder de vista la dureza y la resistencia de la bestia vestida de rojo.

Bagnoli pone el foco en investigar qué tipo de material viene mejor para según qué zona de la moto y lo que es más importante: tienen que comprobar que funcione y sea duradero para un modelo que va a ser muy radical pero que, al fin y al cabo, va a ser parte de una producción de 500 unidades. Deben dejar las cosas rematadas y cerradas, no es como una MotoGP o una Superbike a la que tienen continuamente acceso para seguir modificando y mejorando sus componentes.

Para comprobar que ese material va a funcionar bien realizan tests virtuales que llevan las piezas hasta su límite teórico, hasta lo que deberían aguantar. Como ejemplo ponen el nuevo basculante trasero de carbono en el que por primera vez ha sido posible aplicar carbono unidireccional, un material muy difícil de manipular que permite mantener una buena rigidez con un peso menor.

Esta tecnología es común verla tanto en Fórmula 1 como en empresas aeronáuticas y aeroespaciales. Para adaptarla a una moto hay que tener en cuenta cómo insertar capas unidireccionales en el laminado compuesto, cómo compactarlas entre las otras capas de tela y cómo integrarlo todo en la misma estructura. Cada componente pasa controles termográficos, de ultrasonido e incluso tomográficos. Es un trabajo de artesanos y ponen atención en cada detalle incluso analizando la estructura interna y externa de cada pieza con un escáner.

Motorpasion Moto (27/01/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email