Tecnología de la NASA permitirá cargar coches eléctricos en minutos

251

Los coches eléctricos son el futuro, aunque ya se pueden ver en el presente, pero con algunas limitaciones, sobre todo en lo que respecta a la carga de sus baterías, el tiempo que nos lleva dicha acción y evidentemente la autonomía para recorrer grandes distancias con una sola carga.

Sin embargo, un nuevo sistema capaz de cargar coches eléctricos en tan solo unos minutos podría hacer que nuestras baterías tengan una autonomía mayor, una tecnología de la que podrían beneficiarse empresas como Tesla.

Y es que, si bien Tesla ha distribuido multitud de cargadores para sus coches eléctricos en todo el mundo, requieren de unos cuantos minutos para que el vehículo esté totalmente cargado, pero con esta nueva tecnología de la NASA tendremos que esperar apenas cinco minutos para tener ya la batería a tope.

Y ahora investigadores de la Universidad de Purdue se han inspirado en un módulo de ebullición de flujo de la NASA para reducir la cantidad de calor que viaja a través de los cables para empujar 1400 amperios, comparándose con los 520 amperios que se entregan en los cargadores más avanzados actuales.

Este sistema fabricado por la NASA se construyó de forma inicial para la Estación Espacial Internacional para el tema de las naves en órbita. Esta tecnología despertó el interés de Issam Mudawar, profesor de ingeniería mecánica en Purdue, quien construyó un prototipo en 2021 capaz de alimentar los vehículos eléctricos de forma rápida y asombrosa.

Para ello ha hecho uso de un método de enfriamiento alternativo, diseñando un cable de carga capaz de entregar una corriente 4,6 veces superior a la de los cargadores de vehículos eléctricos más rápidos actuales en el mercado.

Además, este módulo se asemeja a una estación de carga actual, donde se incluye la pertinente bomba, un tubo con el mismo diámetro de un cable de carga real, los mismos controles de instrumentación, junto con las mismas velocidades de flujo y temperaturas.

En el comunicado que ha compartido la NASA se puede leer que “la aplicación de esta nueva tecnología ha resultado en una reducción sin precedentes del tiempo requerido para cargar un vehículo y poder eliminar una de las barreras clave para la adopción mundial de vehículos eléctricos”.

De esta forma, si esta tecnología de la NASA se adapta a los coches eléctricos, el problema de la autonomía de las baterías desaparecería.

COMPUTER HOY (09/10/2022)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email