Tecnología Audi: El conductor localizará rutas con semáforos en verde

109

Circular por las grandes metrópolis tiene dificultades, especialmente durante las horas punta del día. Todos sabemos lo estresante que puede llegar a ser encontrar aparcamiento, lidiar con el inesperado tráfico o con la convivencia entre coches, peatones, motos y bicicletas. Una situación puede llegar a ser aún peor si vamos con poco tiempo o, si además, tenemos la mala suerte de encontrarnos todos los semáforos en rojo.

Aunque una de las soluciones es salir con tiempo de casa y tomarse estas situaciones con calma y actitud, Audi ha diseñado un sistema de información de semáforos (Audi traffic Light Information) que puede hacernos la vida mucho más fácil. Esta tecnología, que ya se implantó hace un tiempo en Ingolstadt, ahora llega a Düsseldorf para que los conductores de Audi tengan acceso en la instrumentación del vehículo a la información de alrededor de 150 semáforos, lo que aumenta sus posibilidades de desplazarse aprovechando las secuencias con los semáforos en luz verde.

A principios de verano, la mayoría de los semáforos de Düsseldorf, aproximadamente 450 de un total de 600, estarán conectados en red. Los servicios V2I de comunicación de los vehículos con las infraestructuras (Vehicle-to-infrastructure) como la información de semáforos de Audi, aumentan la eficiencia, la comodidad y la seguridad en las carreteras.

Este sistema consta de dos funciones: indicación de la velocidad óptima para luz verde (GLOSA: Green Light Optimized Speed Advisory) y tiempo restante para que el semáforo se ponga verde (Time-to-Green).

La función GLOSA calcula la velocidad ideal para obtener la denominada “ola verde”. Por ejemplo, si el conductor circula a la velocidad indicada se encontrará el siguiente semáforo en verde. De esta forma, los conductores no tienen que acelerar innecesariamente, no están estresados y conducen con mayor seguridad. Asimismo, esta función puede sugerir reducir gradualmente la velocidad unos 250 metros antes de los semáforos para que el conductor y los coches que circulan detrás lleguen al cruce cuando el semáforo se ponga verde. Esto reduce una circulación ineficiente de paradas y arranques.

La segunda función, Time-to-Green, es una cuenta atrás que se activa en el caso de tener que tenernos en un semáforo rojo para mostrarnos los segundos que faltan para que comience la siguiente fase en verde. Los conductores pueden relajarse, levantar el pie del acelerador y ahorrar combustible. Varios estudios concluyen que el tráfico en ciudad es más eficiente con los semáforos conectados en red. En un proyecto piloto, Audi pudo reducir el consumo de combustible un 15 por ciento.

LA VANGUARDIA (02/02/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email