Tres estudiantes de la UAH diseñan prótesis con tecnología 3D para desfavorecidos

136

La Universidad de Alcalá de Henares (UAH) vuelve a ser noticia por el intelecto de sus estudiantes. En esta ocasión se trata de 3 estudiantes de la Politécnica que han fabricado prótesis de brazos a través de impresoras 3D para personas sin recursos. Lo llaman ‘trésdesis’ porque están impresas en 3D y ya han realizado cuatro. El objetivo es colaborar con Ayúdame3D (foto superior), una asociación que trata de mejorar la situación de las personas con pocos recursos mediante la tecnología.

En este caso, ponen a disposición brazos impresos en 3D que se ajustan a la última articulación que tenga cada usuario (muñeca, codo u hombro). La asociación gestiona las peticiones, procedentes de todo el mundo, y las reparte entre el grupo de 50 ‘Helpers3D’ (voluntarios) que han decidido ayudar en la fabricación de las prótesis.

Sara García Villa, Paco y Rubén Nieto son los tres estudiantes de Doctorado de la UAH que participan en este proyecto. Sara y Rubén, además, son Helpers3D, y entre los tres ya han realizado desde el mes de mayo pasado cuatro prótesis que tienen destinatario.

El portavoz, Rubén Nieto, relata que se inscribieron por dos razones: frustración y ganas de ayudar. “La frustración vino de parte del Doctorado. Todo doctorando entiende que hay momentos muy difíciles entre ‘deadlines’ y resultados que no se consiguen y no siempre hay forma de canalizar la sensación que eso genera. Pero el motivo más importante sin duda fue las ganas de ayudar”, explica.

La intención de Ayúdame3D es que las ‘trésdesis’ sean lo más baratas posible y que los elementos con los que están fabricadas puedan ser fácilmente sustituibles, según cuenta el portavoz.

El tipo de plástico es PLA, porque es “más fácil” de imprimir. También se necesitan gomas, como las que se usan en ortodoncia, e hilo de pescar, que actúa a modo de tendones.

Para evitar molestias y rozaduras, se añade un acolchado de espuma o similar recubierto con cintas de kinesio, usado en fisioterapia. Por último, se necesitan velcros y/o cintas para que la persona que ha solicitado la prótesis se la pueda colocar. “Algunos de los modelos requieren de tornillería para juntar algunas partes”, agrega.

Una vez que la impresora hace su trabajo y los ingenieros montan la ‘trésdesis’, los voluntarios de la UAH se aseguran que funciona correctamente y gestionan el envío al destinatario a través de una empresa de mensajería.

La iniciativa ya ha llegado a más de 35 países y sigue creciendo, porque cada vez son más los voluntarios dispuestos a colaborar.

La Luna de Alcalá (02/02/2020)

Más información aquí

 

 

 

 

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email