Seis tecnológicas colaborarán con Defensa para sus próximos cazas

108

El Ministerio de Defensa ha firmado un protocolo con seis empresas españolas lideradas por Indra para desarrollar la tecnología del futuro caza europeo, el llamado Sistema de Combate Aéreo Futuro (FCAS, en sus siglas en inglés), en el que España participa junto con Francia y Alemania.

España está desarrollando el programa Sistema de Armas de Siguiente Generación (NGWS) dentro de este nuevo sistema de combate, un ambicioso proyecto que incluye el desarrollo, no solo de cazas, sino también de aeronaves no tripuladas (MALE RPAS), satélites de comunicaciones y misiles balísticos.

El FCAS está ideado como un avión de combate tripulado de última generación y altamente tecnificado que actuará en combinación con un enjambre de drones, que incorporan plataformas de armamento y sensores avanzados, lo que multiplica las capacidades de las aeronaves y las hace más versátiles y efectivas.

El secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, ha presidido la firma del protocolo general de actuación entre el Ministerio y las empresas nominadas para liderar los diferentes pilares de demostración tecnológica relativos al NGWS.

Se trata de Indra, coordinadora nacional del programa y que liderará los pilares tecnológicos de sensores, nube de combate y SIMLAB; Airbus, que liderará la tecnología del Nuevo Caza de Combate Aéreo (NGF) y del sistema de baja observabilidad (ELO); ITP Aero, líder del pilar tecnológico de motores, y el consorcio SATNUS (GMV, SENER y Tecnobit), constituido para liderar el pilar de operadores remotos.

En el protocolo se establecen mecanismos de protección de los activos y capacidades industriales de las empresas que afecten a la seguridad de España, y en el acto también se ha suscrito un acuerdo de confidencialidad para la documentación clasificada o sensible asociada al proyecto.

Olivares ha subrayado en la firma “el firme compromiso de la industria de defensa con España”, que se ha demostrado, ha dicho, durante la pandemia del coronavirus, y ha agradecido la implicación de los tres ministerios que participan con el de Defensa en este proyecto -Hacienda, Industria y Ciencia e Innovación-. “Estamos ante un proyecto de Estado y tenemos la obligación de encontrar los puntos de encuentro para coordinar esas actuaciones al servicio de la defensa”, ha dicho.

A su juicio, es necesario fortalecer la industria de la defensa española y europea de modo que puedan hacer frente a los nuevos riesgos, para lo que “España deberá contar con financiación necesaria para dotar a las Fuerzas Armadas de las capacidades suficientes para cumplir sus compromisos”.

En este sentido, informa su departamento, Olivares ha subrayado el compromiso inicial de España de aportar 110 millones de euros al proyecto y otros 250 millones anuales en los próximos ejercicios. EFE

LA VANGUARDIA (16/06/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email