Ahorra energía y dinero con las nuevas tecnologías

39

Ya ha llegado el invierno acompañado como no podía ser de otra forma por el frío y todos esos gastos asociados al consumo de la calefacción y una mayor necesidad de luz eléctrica. Sin embargo, con la eclosión de los teléfonos inteligentes y los diferentes servicios en web, ahora es posible a través de la domótica gestionar de una forma más eficiente los recursos del hogar. De hecho, con unos pocos accesorios en el hogar y gracias a la conexión Wifi en casa, se puede lograr de manera sencilla una gestión más eficiente del consumo, tanto eléctrico como de gas. ¿Cómo conseguirlo?

El conocido servicio IFTTT permite crear una serie de reglas que, combinadas con el móvil, permitan automatizar procesos como encender la calefacción cuando estemos llegando a casa o apagarla cuando nos alejemos de la misma. El smartphone ‘chivará’ nuestra posición al servicio que ejecutará la orden que hayamos creado previamente.

Anticiparse al frío, una de las reglas más utilizadas en IFTTT, y consiste en recibir un correo electrónico o SMS la víspera de una caída brusca de las temperaturas ¿Por qué puede ser interesante anticiparse al frío? Porque de esta manera podremos adelantarnos bajando persianas y asegurándonos que no queda nada mal cerrado.

Control sobre la calefacción: hasta este punto, únicamente hemos actuado como elementos pasivos sin intervenir directamente en la calefacción o ventanas, pero por fortuna la domótica se ha democratizado gracias a empresas como la española Wattio, que apuesta fuerte en este terreno con un completo catálogo de kits para automatizar procesos con una inversión mínima. Así, el usuario podrá sustituir el termostato por uno inteligente de la firma y de esta manera, crear reglas en IFTTT como el encendido de la calefacción al llegar a casa o apagarla si nos alejamos de un radio. En la última actualización del software de su sistema permite, además, que pueda ser instalado en cualquier tipo de calefacción.

Apagando luces y conexiones innecesarias: se ha hablado mucho del conocido como consumo vampiro, o aquel producido por todos aquellos equipos en stand by o a la espera de ser activados. Pero hasta la fecha, la única forma de eliminar este consumo era desenchufar físicamente todos aquellos equipos que no se estuvieran usando en ese momento, pero en la práctica esto resulta muy incómodo y no se aplica con rigor. Nuevamente, gracias a la creación de reglas de IFTTT y con interruptores inalámbricos como el de WeMo, podemos programar el apagado general por la noche de todos estos equipos, y por supuesto, cuando salgamos de casa. Aquí lo ideal es adquirir una regleta y agrupar los diferentes equipos en torno a un interruptor remoto. Menos inversión y menos reglas.

El uso de sensores para que se apague la calefacción ahora en invierno, o el aire acondicionado en verano, cuando se abren puertas o ventanas que puedan incidir notablemente en la temperatura del hogar, es otra de las alternativas que propone Wattio. Un gesto que puede parecer menor pero al cabo de los meses puede suponer un ahorro a considerar en la factura energética.

El País (17/12/2015)

http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2015/12/14/actualidad/1450087498_920440.html

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email