Las malas ventas de los iPhone de Apple provocan que reduzca sus beneficios por primera vez en 10 años.

92

Apple parece sufrir su particular crisis de los 40. Al menos así lo demuestran las cuentas correspondientes a su primer trimestre fiscal de 2019, comprendido entre los meses de octubre y diciembre del año pasado, cuando registró ingresos de 84.310 millones de dólares, un 5% menos que hace un año. Por su parte el beneficio neto quedó en los 19.965 millones de dólares, un 0,5% por debajo de los 20.065 millones que acumuló al cierre de diciembre de 2017.

Con estos datos Apple ha fallado tanto por el lado de los ingresos como de los beneficios en lo que suele considerarse el trimestre más importante del año, que al incluir los meses de octubre a diciembre recibe el impacto del consumo derivado de las fiestas. La compañía no suspendía en ambos aspectos durante el trimestre de compras navideñas en más de una década, según el Wall Street Journal.

Los ingresos generados por el iPhone cayeron un 15% con respecto al último trimestre de 2017, hasta los 61.100 millones de dólares, mientras que los ingresos totales procedentes del resto de productos y servicios creció un 19%. Es importante recordar que Apple ya no ofrece detalles concretos de ventas de unidades.

Las ventas totales en China cayeron un 27% hasta los 13.170 millones de dólares. La segunda mayor economía del mundo ha sido el epicentro de los tumultuosos vaivenes de la compañía en los últimos meses, donde competidores como Huawei o Xiaomi ofrecen alternativas más baratas al iPhone.

El negocio de servicios, donde se incluyen por ejemplo Apple Music o iTunes, por mencionar algunos alcanzó ingresos récord de 10.900 millones de dólares, un 19% más que hace un año.

Según otros detalles ofrecidos por la compañía capitaneada por Tim Cook, los ingresos de los ordenadores Mac crecieron un 9% mientras que la categoría de wearables y accesorios, donde se incluye su Apple Watch y sus altavoces inteligentes HomePods, vieron como los ingresos tocaron un récord al aumentar un 33%. Por su parte, los ingresos derivados de las ventas de iPads subieron un 17%.

Cook, consejero delegado de la compañía, señaló en un comunicado que “aunque fue decepcionante no cumplir con nuestras proyecciones de ingresos, gestionamos Apple para el largo plazo y los resultados de este trimestre demuestran que la fortaleza subyacente de nuestro negocio es profunda y amplia“. “Nuestra base instalada de dispositivos activos alcanzó un máximo histórico de 1.400 millones en el primer trimestre, creciendo en cada uno de nuestros segmentos geográficos”, añadió.

Por su parte, Luca Maestri, director financiero de Apple, indicó que el fabricante del iPhone generó un flujo de caja operativo de 26.700 millones de dólares durante el trimestre y alcanzó un beneficio por acción récord de 4,18 dólares.

En lo que se refiere a las proyecciones para el trimestre en curso, Apple espera generar unos ingresos de entre 55.000 y 59.000 millones de dólares, por debajo de los 59.980 millones de dólares que proyecta el consenso del mercado. El margen operativo oscilará entre un 37% y un 38% mientras que los gastos operativos se situarán entre los 8.500 y 8.600 millones de dólares. La tasa fiscal será aproximadamente de un 17%.

El consenso esperaba un beneficio por acción de 4,17 dólares, lo que supondría un aumento del 7,2% con respecto al mismo periodo de 2017, y unas ventas que oscilarían los 84.000 millones de dólares, un 4,9% menos que hace un año. Durante los dos últimos años, Apple ha superado las expectativas con sus beneficios en todos sus reportes trimestrales mientras que sus ingresos han superado las estimaciones en un 88% de las ocasiones.

Los títulos de Apple se desplomaron a comienzos de este mes cuando Cook avisó que probablemente la compañía registraría ingresos por debajo de los 84.000 millones de dólares debido a la debilidad de sus ventas de iPhones en China, fruto a su vez de las tensiones arancelarias en curso. Previamente, la de Cupertino había proyectado unos ingresos para su primer trimestre fiscal de entre 89.000 millones y 93.000 millones de dólares mientras que históricamente son raras las ocasiones en las que la empresa ha emitido esta clase de advertencias. De hecho la última vez que lo hizo fue hace más de 15 años. Lo que nos indica la situación por la que está viviendo la compañía en la actualidad, pero sin olvidar que a pesar de no cumplir sus expectativas la rentabilidad de la compañía sigue siendo excelente.

 

El Economista (1/2/19)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email