PLD Space

263
Hisilicon Balong

El pequeño SpaceX europeo

Esta startup aeroespacial nace en el 2011 en Elche, España. Con el objetivo de desarrollar y fabricar cohetes espaciales reutilizables para el lanzamiento de pequeños satélites.

La idea inicial de la empresa surge tras la participación de Raúl Torres y Raúl Verdú en un concurso de estudiantes organizado por la Agencia Espacial Europea, momento en el cual, estos ingenieros se hacen conscientes de una oportunidad no explotada en el mercado europeo espacial, y se propondrían satisfacer ese vacío.

En un inicio para conseguir la financiación necesaria para poder desarrollar el proyecto, los fundadores recurren al Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CEDETI), quienes les facilitan 250.000 euros con la condición de que consigan ellos por otras vías otros 750.000, llegando así a un millón de dólares, inversión inicial necesaria para hacer viable el proyecto.

Una vez conseguida la financiación necesaria para iniciar el proyecto, los fundadores iniciaron con el primer millón de euros una línea de desarrollo de una tecnología de propulsión líquida de queroseno más oxígeno líquido (kerolox), una tecnología que nunca antes se había hecho en España y que sólo habían desarrollado gigantes como Airbus y Rolls Roice. Todo esto en su primera oficina situada en la Universidad Miguel Hernández de Elche donde les facilitaron un pequeño despacho de 9 metros cuadrados y como zona de pruebas utilizaron el aeródromo de Teruel.

Rápidamente gracias a la novedad de su iniciativa, empezaron a captar la atención de inversión privada y la atención de grandes instituciones, siendo la primera la Agencia Espacial Alemana (DLR), con los que realizarían una colaboración que les permitía probar sus prototipos y su tecnología de propulsión.

Esta colaboración inicial supuso un fuerte impulso para la empresa al recibir una mayor atención, lo que se tradujo en que vieron como se les abrían nuevas puertas y dos años más tarde consiguen otro soporte institucional: “CEDETI vuelve a apoyarnos y el Gobierno español aprueba el proyecto TEPREL

En 2016 consiguen una nueva ronda de inversión privada de GMV, una de las compañías más importantes a nivel europeo en el desarrollo de software para satélites y lanzadores, que se convierte en accionista de PLD Space, tras firmar un acuerdo en enero de 2017. Además, consiguen el apoyo de la Agencia Espacial Europea (ESA) para desarrollar tecnologías de sistemas de lanzamiento reutilizables

Este nuevo reto supone un incremento de plantilla y de sólo seis trabajadores que constituían el equipo de la startup espacial pasan en mayo de 2017 a alcanzar los 20 empleados. Sus instalaciones ocupan ya 3000 metros cuadrados. En julio de ese mismo año desarrollan la tercera generación de su motor TEPREL y el desarrollo de dos nuevos cohetes, el suborbital MIURA 1 y el orbital MIURA 5.

 

Página Web: aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email