La OCU demanda a Apple por sus malas prácticas comerciales

83

Las demandas contra Apple no paran de aumentar. La última ha sido una demanda colectiva presentada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que asegura que la marca de la manzana ha realizado prácticas comerciales engañosas

Mediante esta denuncia, la OCU pretende defender “a los más de 400.000 afectados por la obsolescencia programada en la gama de iPhone 6”. Según la organización, la empresa “ha actuado de manera fraudulenta ocultando información a los usuarios”.

“El gigante de la tecnología actualizó el software en los diferentes modelos del iPhone para enmascarar los problemas de rendimiento de sus baterías, sabiendo que esto causaría una ralentización y pérdida de rendimiento de los teléfonos -apunta la OCU en una nota de prensa-. Al hacer esto, los usuarios pensaron que el iPhone se les había quedado viejo porque les iba ‘más lento’, un hecho que les empujó a cambiar de modelo”.

Aproximadamente, la organización calcula que el desembolso que ocasionó las malas prácticas de Apple ronda entre los 40 y los 80 millones de euros. Ante esta situación, la OCU reclama una compensación por parte de Apple: “No solo por el perjuicio causado por el cambio de móvil o de batería al que se vieron obligados, sino también por los daños morales: la pérdida de rendimiento de sus dispositivos hizo que vieran frustradas sus expectativas y su grado de satisfacción con la marca”.

En concreto, la demanda exige que la firma tecnológica dé entre 99 y 189 euros a cada individuo afectado. Entre 29 y 89 euros por la batería, dependiendo de si los usuarios se acogieron o no al plan de reemplazo, más un 10% del precio de compra del móvil (los modelos iban desde los 699 a los 999 euros).

La OCU se ha comprometido a pagar los gastos del juicio, pagando los honorarios de abogados y procuradores. De este modo, los afectados no tendrán que desembolsar más dinero, ni si pierden el juicio.

“OCU confía en que la justicia ponga freno a estos comportamientos lesivos para los consumidores afectados y la sociedad en general”, señalan en el comunicado.

Esta no es la primera vez que la organización se posiciona contra Apple por prácticas comerciales engañosas. En diciembre de 2020, la OCU presentó unas diligencias preliminares para solicitar que la marca identificará a los afectados para defenderlos ante un Juzgado.

España no ha sido el primer país europeo que se atreve a demandar a la gran compañía tecnológica, antes ya lo habían hecho Italia y Francia.

En Italia, el Tribunal Administrativo de Lacio decidió el 29 de mayo de 2021 que la empresa tenía que pagar 10 millones de euros. ¿El motivo? Las implicaciones para el rendimiento del iPhone de la actualización de las versiones 10.2.1 y 11.2.0 del sistema operativo iOS.

Por su parte, Apple pagó una multa en Francia de 25 millones de euros para evitar un proceso judicial. Según parece, los servicios antifraude del país habían descubierto carencias en la información sobre las actualizaciones del sistema de explotación de sus iPhone que, en muchos casos, ralentizaban los dispositivos.

“Nunca hemos hecho y nunca haríamos nada para acortar intencionadamente la vida útil de ningún producto de Apple o degradar la experiencia del usuario para impulsar las compras de nuevos modelos por parte de los clientes.

Nuestro objetivo siempre ha sido crear productos que a nuestros clientes les encanten y hacer que los iPhone duren el mayor tiempo posible es parte importante del mismo”.

Además, añaden que en USA, el acuerdo de resolución de demanda colectiva establece lo siguiente: “Apple impugna enérgicamente las reclamaciones alegadas en las demandas y está realizando este acuerdo para evitar litigios onerosos y costosos. El acuerdo no es una admisión de irregularidades, culpa, responsabilidad o daños cualquier tipo”.

20 MINUTOS (19/05/2022)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email