La crisis de Boeing provoca pérdidas diarias de mas 40 millones a los operadores

131

Tras el reciente accidente del avión de Boeing, ha saltado una crisis de desconfianza sobre los aviones de la compañía Boeing, lo que se ha traducido en la prohibición por parte de algunos estados en cuanto al uso de estos medios de trasportes.

Y es que a la prohibición inicial de países como China, recientemente se les ha unido Japón y Rusia a la decisión de dejar en tierra sus 737 MAX de Boeing, el número de aeronaves varadas aumenta y también el coste para las 59 aerolíneas a nivel mundial que incluyen estos modelos en su flota. Según la Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA, por sus siglas en inglés) en estos momentos un total de 387 aviones se habrían visto afectados por esta situación, algo que no solo pone contra las cuerdas al fabricante aeronáutico estadounidense sino también a las operadoras de todo el mundo

Según estimaciones realizadas por expertos de la industria, las aerolíneas dejan de ingresar de media 43,8 millones de euros por cada día que sus 737 MAX continúen en tierra. Si tomamos como referencia que cada asiento en estas aeronaves se vende a una media de 90 euros, el número medio de plazas de estos modelos asciende a 180 y normalmente se realizan alrededor de 7 saltos diarios, cada avión viene a ingresar 113.400 euros.

Cabe destacar, eso sí, que a la hora de concluir estas cifras se han tomado referencias medias, ya que no es lo mismo el coste por asiento de una compañía low-cost, como Ryanair, que, de una aerolínea de bandera, como es el caso de American Airlines. Tampoco la capacidad disponible. Además, el impacto es mayor o menor según el número de aeronaves en cartera.

En Estados Unidos, por ejemplo, la FAA cuenta con un total de 74 aviones 737 MAX registrados hasta la fecha. Southwest Airlines opera 34 y según los analistas esta aerolínea es una de las más afectadas por esta situación. “La decisión de la FAA y la posible suspensión de entregas supondrían un riesgo importante para Southwest ya que estas son el punto crucial de su expansión en EEUU, especialmente en su ruta a Hawai”, explica Danny Good, analista de Morningstar.

Si la situación se extiende en el tiempo y las 21 entregas previstas de Boeing más las 16 aeronaves arrendadas a terceros por la compañía se retrasan este año, Southwest tendría que frenar su crecimiento y depender de los modelos más costosos.

En Europa, los analistas de NB estiman que Norwegian deja de ingresar hasta 1,54 millones diarios por mantener parados sus 18 737 MAX, lo que equivale a unos 85.000 euros por aeronave al día. La compañía ya ha anunciado que pedirá una indemnización a Boeing por tener inmovilizados sus aviones.

Por su parte, Ryanair prevé recibir 47 aviones este año (los primeros llegan en abril) para jubilar 737-800 más antiguos y menos rentables y aumentar su flota con el objetivo de operar nuevos destinos y poner más capacidad en el mercado. Unos planes de crecimiento que se pueden ver amenazados si la crisis se extiende en el tiempo. La aerolínea noruega también está pendiente de recibir 16 aviones 737 MAX este año para ganar eficiencia y crecer pero en este caso la ralentización de las entregas le puede venir bien por sus problemas financieros.

Muchas aerolíneas pueden seguir la decisión de Norwegian y exigir al fabricante que costee el dinero perdido. A ello habría que sumar la posibilidad de otros litigios, desde las familias de los aviones siniestrados a pasajeros que han visto sus planes de transito frustrados.

 

El Economista (14/3/19)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email