El efecto de la “tasa Amazon” en el comercio electrónico

165

El Comité para la reforma fiscal ya ha presentado a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, su modelo de ‘tasa Amazon’, un impuesto que, según el Libro Blanco que marca la pauta del nuevo sistema, no debe ser exclusivo de compañías de comercio electrónico como Amazon o AliExpress, sino que debe aplicarse a todas aquellas que, como El Corte Inglés, Ikea o Carrefour, a las que cita textualmente, registren una gran cantidad de envíos y repartos “a pesar de formar parte del comercio tradicional”, conforme especifica el texto.

Los expertos recomiendan establecer “una tasa local por la ocupación del dominio público que se produce como consecuencia de la entrega a domicilio de paquetería”, añadiendo que “el tributo no debería recaer exclusivamente sobre el comercio por internet, aplicándose también sobre el comercio tradicional cuando se realice el presupuesto de hecho del gravamen, para evitar tratamientos discriminatorios”, según reza en el documento y recoge el diario El Mundo.

Los expertos abogan por la posible aplicación en Barcelona, “con carácter general”, de una tasa que grave las entregas a domicilio de envíos por los operadores postales, justificada por razones fiscales, económicas, de ordenación territorial, urbanísticos y ambientales sobre aquellos vehículos de tracción mecánica que estacionaran en la vía pública para la prestación de servicios postales.

Sin embargo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, defiende la exención para el caso de aquellas entregas a domicilio realizadas en vehículos de menos de cuatro ruedas (riders), las efectuadas por autónomos, el reparto de mercancía entre empresas y la entrega de paquetes en puntos de recogida.

La ‘tasa Amazon’ forma parte de la fiscalidad adaptada al siglo XXI pretendida por la ministra Montero para fomentar los ingresos. El Comité no han dado datos sobre cuánto se podría recaudar por esta vía, pero han precisado que su impacto individual no será grande.

Sin embargo, y en el marco de la nueva fiscalidad, la situación podría cambiar en sintonía con lo acontecido con la ‘tasa Google’, cuya recaudación, de apenas 240 millones de euros, quedó en 2021 muy lejos de los 1.000 millones estimados por el Ministerio de Hacienda, que ya alertado de un comportamiento mucho mejor del impuesto de cara al presente año.

El propio Amazon hizo público el año pasado comenzaría a aplicar la tasa y, yendo más allá, que la repercutirla contra sus clientes, la mayoría pertenecientes a la clase media, lo cual sienta un claro precedente para otras compañías como las ya citadas AliExpress, El Corte Inglés, Ikea o Carrefour, hagan lo propio y suban también los precios a sus usuarios.

No obstante, el estallido del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ha frenado la reforma fiscal auspiciada por Montero y obligado, por tanto, a posponer la subida de impuestos prevista, incluida la tasa Amazon, como ya ha anunciado la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, en una reciente rueda de prensa.

REVISTA INFORETAIL (07/03/2022)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email