Las células cancerígenas no duermen

309

Prácticamente todos los organismos vivos tienen un ciclo que regula las actividades de sueño y vigilia. Este ritmo se conoce como ciclo circadiano y es el responsable, en el caso de los humanos, de que órganos y tejidos estén más activos en unas horas que en otras. Su actividad está regulada por el cerebro. Pero no todos los organismos o células lo respetan. Por ejemplo, las células de cáncer.

Los investigadores estudiaron en particular las células de la leucemia (tumores en la sangre) y las de los linfomas (tumores de los ganglios linfáticos). Y en ambos casos descubrieron que estaba ausente la proteína BMAL1, precisamente la encargada de darle cuerda al reloj de nuestras células para que se respete el ritmo circadiano. La importancia de este descubrimiento reside en que si se puede reinstalar la proteína BMAL1 para que el ritmo circadiano no desaparezca, se impediría el crecimiento del tumor.

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email