La tecnología da pasos agigantados junto con la medicina

7

Días atrás, tuvo lugar en Madrid una jornada para analizar cómo la tecnología está transformando la medicina. Las fundaciones Ramón Areces y Pfizer reunieron a expertos, todos ellos españoles, que dejaron claro con múltiples ejemplos las nuevas posibilidades que se están explorando dentro y fuera de nuestras fronteras. También en esto tenemos motivos para sacar pecho.

El uso de exoesqueletos para rehabilitar a pacientes que han sufrido un accidente, implantes biodegradables y cada vez más sofisticados, nano-dispositivos más precisos y selectivos, el uso de impresión 3D y de células madre, drones que podrían acabar con insectos que transmiten enfermedades como el dengue o el zika… Son solo algunos de los avances que se están produciendo. Como curiosidad, para poder progresar en todos estos campos, los doctores han cambiado el chip y ahora trabajan en equipos multidisciplinares en los que también encontramos a biólogos, físicos, ingenieros de materiales, químicos, expertos en robótica e inteligencia artificial…

Para el moderador de este encuentro científico, el doctor José Luis Puerta López-Cózar, “las tecnologías actuales aceleran y transforman el conocimiento sobre el ser humano y todo lo relacionado con el amplio campo de la clínica”. Por su parte, Ramón Martínez Máñez, director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red en el área temática de Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina, entiende que “se dice que la nanotecnología está llamada a ser la próxima revolución industrial y, sin duda, la medicina se va a ver beneficiada de muchos desarrollos en este campo”.

En la actualidad, se puede hablar de tres grandes áreas en las que la nanomedicina está consiguiendo un impacto importante. Por un lado, encontramos las técnicas para dar con el diagnóstico de la enfermedad, en las que se está avanzando para conseguir dispositivos cada vez más pequeños y eficaces capaces de detectar patologías de forma precoz y a partir de muy pocas moléculas o células.

Por otro lado, hay que hablar de la liberación inteligente de fármacos, que son nanopartículas que viajan por el organismo y que liberan el principio activo del medicamento en el momento y el lugar exacto para eliminar células cancerosas… Y, en tercer lugar, existe un potencial enorme en la medicina regenerativa, que, como su propio nombre indica, restaura células, tejidos e incluso órganos.

El economista (18/05/2016)

http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7571812/05/16/Exoesqueletos-nanotecnologia-impresion-3D-los-chips-invaden-el-hospital.html

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email