Volvo incorpora tecnología para higienizar el interior del coche

90

Volvo ofrece en sus gamas 60 y 90 la tecnología Advanced Clean Air (Filtro Avanzado de Aire). Esta tecnología incluye un sensor que mide partículas de diámetro inferior a 2,5 micras (PM 2,5) en el interior del habitáculo, y limpia el habitáculo de partículas finas. Gracias a su filtro de fibra sintética y a un proceso de ionización, hasta el 95 % de las partículas PM 2,5 queda fuera del habitáculo. Gracias a la tecnología de purificación del aire de Volvo, se mejora la calidad del aire interior del vehículo y se reducen los efectos adversos para la salud asociados a la contaminación y las partículas finas. Un problema que es muy acuciante en China o la India, dos de los países con peor calidad del aire del mundo.

En este sentido, los conductores de los modelos Volvo XC90 o Volvo XC60, por ejemplo, equipados con esta tecnología también podrán utilizar la app Volvo On Call para smartphone para programar fácilmente una limpieza extra del aire interior antes de iniciar el viaje. La app también indica a los conductores los niveles reales de PM 2,5 en el interior del habitáculo después de la limpieza.

“Se puede decir que la cabina del automóvil tiene alrededor de entre 2,5 y 3,0 metros cúbicos de aire, y se podría tomar una columna normal para un flujo de aire de alrededor de 60 a 80 litros por segundo. Esto significa que en un minuto habrá intercambiado todo el volumen de aire del automóvil. Luego, por supuesto, toma un par de minutos más hasta que se estabilizan en esos niveles. Así que en unos minutos tendrás muy buen aire en el coche”, me indica Anders Löfvendahl, Experto técnico en calidad del aire de cabina del departamento de Clima de Volvo Cars. Löfvendahl es el técnico que con más experiencia en cuestiones ambientales interiores y exteriores y confort climático de la marca sueca.

¿Y qué ocurre cuando en verano el interior de los coches alcanza niveles de temperatura altos y los materiales del habitáculo comienzan a emitir gases nocivos? “Hay que tener en cuenta que al activar el climatizador hay una tasa de inflado de 60 a 80 litros por segundo. Entonces, mientras se conduce, la temperatura en la cabina disminuirá, porque así se habrá establecido en la temperatura, por supuesto, y también con el flujo de aire se evacuarán los gases, etc. Y luego, dado que tenemos aire limpio entrando en el vehículo, estas concentraciones también se reducirán muy rápidamente”, explica Bernander. Y añade: “Y si tienes un coche híbrido, también puedes utilizar el preacondicionamiento y enfriar tu coche para que baje la temperatura y elimines las emisiones. Así que es realmente utilizar esta tecnología”.

Una pregunta que surge es si el sistema de purificación de Volvo es capaz de mitigar o evitar un posible contagio de coronavirus dentro del habitáculo. En este sentido, Anders Löfvendahl es tajante: “La probabilidad de que te contagies desde afuera requiere que alguien estornude mucho, directamente en la entrada de aire. Lo más probable es que atrape muchas de esas partículas en el filtro. Pero no podemos garantizar nada, y menos si estás sentado en el coche y alguien está contagiado y la otra persona no. Esto es como en un entorno público, quiero decir, no se puede garantizar”.

DIARIO SIGLO XXI (15/09/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email