Túnel de lavado humano anti Covid-19 made in Galicia

89

La incertidumbre por un posible contagio entre sus empleados fue el germen de un proyecto innovador que se suma a las iniciativas desarrolladas por el músculo industrial de Vigo para hacer frente al coronavirus. La firma viguesa Izmar desarrolla un innovador proyecto de “túnel de lavado” que permite la desinfección conjunta de vehículos y personas. “Nuestro presidente está relacionado con el sector de la alimentación y nos habló de las posibilidades del ozono. Investigamos y a través de un sistema de marquesinas en las que van acopladas los dispositivos que expulsan la solución desinfectante es posible descontaminar las superficies y reducir las posibilidades de contagio”, destaca Alejandro Gutiérrez, director general de Grupo Izmar.

En el proyecto, todavía sin nombre, trabaja un equipo formado por cuatro ingenieros y dos del departamento de producción. “Por el momento disponemos de los aparatos de higienización y estamos desarrollando toda la estructura. Si no hay retrasos con los suministros, en cuatros semanas esperamos tener el primer prototipo completamente construido”, estiman desde la firma viguesa. 

El funcionamiento de este “túnel de lavado” es sencillo, a través de un sistema de marquesinas fotovoltaicas que desarrolló previamente para otro proyecto la filial Izmar Energy y que utiliza ozono, desinfectante y una solución líquida de cloruro de benzalconio. En el caso de los vehículos se aplica ozono en el interior y desinfectante en el exterior a través de los dispositivos de higienización colocados en la estructura. Las posibilidades de este sistema, afirma Alejandro Gutiérrez, son muy altas, ya que gracias al ozono “se consiguen eliminar todos virus, bacterias o gérmenes presentes en las superficies”. Desde Izmar señalan que la aplicación de esta nueva tecnología puede resultar de gran atractivo para gasolineras o incluso el puerto de Vigo, quien ya ha mostrado su interés por el proyecto. 

En cuanto a la desinfección de personas, este “túnel de lavado” dispondría de un arco nebulizador en el que se pulveriza el cloruro de benzalconio, una solución que no es dañina para el ser humano y con eficacia comprobada en tareas de higienización.
“Nuestra intención es lanzar esta iniciativa en las próximas semanas y aunque el uso es principalmente para mitigar la infección del coronavirus, está pensado para una segunda vida”, admite Gutiérrez. 

ATLÁNTICO (27/04/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email