Tecnología de impresión convierte hoja de papel en reproductor musical

79

Un equipo de la Universidad de Purdue ha logrado transformar una hoja de papel de cuaderno en un reproductor de música gracias a una tecnología de impresión innovadora. Se trata de “la primera vez que se demuestra un dispositivo electrónico autoamplificado en papel”, dice el autor del estudio Ramses Martínez, profesor asistente en la Escuela de Ingeniería Industrial de Purdue.

El método se basó en conseguir que el papel repela el agua, el aceite y el polvo revistiéndolo con moléculas altamente fluoradas, un recubrimiento omnifóbico que permite imprimir múltiples capas de circuitos en papel sin que la tinta se corra de una capa a la siguiente. Tras este punto de partida los investigadores integraron sensores de presión vertical en el papel para convertirlo en una superficie interactiva para una variedad de aplicaciones y dotarlo de capacidad para recoger la energía del usuario mediante la fricción al aplicar presión al dispositivo. De esta manera, se puede usar para alimentar la comunicación inalámbrica Bluetooth.

El resultado, inédito hasta entonces, ha arrojado una valiosa tecnología que puede convertir papeles y cartones convencionales en teclados capaces de transmitir datos de manera inalámbrica, y en reproductores musicales interactivos: el papel responde a los gestos de tocar y arrastrar para modificar el volumen, y también integra botones impresos en el papel para silenciar y pasar a la siguiente canción.

Una de las ventajas más importantes del proyecto es su bajo coste, ya que estos dispositivos son sumamente económicos: imprimir cada papel valdría menos de 0,25 dólares, y además la tecnología es compatible con los procesos de impresión típicos: por ejemplo, serviría para transformar envoltorios de cartón normales en envases inteligentes con música, audio y otros múltiples propósitos.

“Visualizo esta tecnología para facilitar la interacción del usuario con el envasado de alimentos, para verificar si la comida es segura para ser consumida o para permitir que los usuarios firmen el paquete que llega a casa arrastrando el dedo sobre la caja para identificarse correctamente como el propietario del paquete”, dice Martínez.

El equipo también pudo constatar que las simples hojas de papel de un cuaderno se pueden transformar en interfaces de reproductor de música para que los usuarios elijan canciones, las reproduzcan y cambien el volumen, lo que abre infinitas posibilidades para la industria musical.

TICBEAT (08/09/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email