Las claves de éxito para invertir en empresas semilla

20

Un estudio de Top Sedds Lab constata las claves para invertir en un proyecto, analizar su viabilidad y los criterios de salida para recuperar la inversión realizada.

El entorno económico en el que nos encontramos ha generado que los inversores analicen minuciosamente nuevas opciones y sectores en los que invertir y financiar pequeñas compañías. Dentro del marco de un ejercicio de consulta y debate sobre la transferencia tecnológica promovido por el Observatorio de Ciencia de la Fundación Botín, la aceleradora de start-ups de base tecnológica Top Seeds Labs ha realizado un estudio sobre las ‘Mejores prácticas de Inversión en Compañías en Fase Semilla’, dentro del ámbito español con el objetivo de identificar los diversos criterios clave para para invertir en un proyecto empresarial.

Información complementaria:

El estudio ha constatado cuáles son los principios clave que debe tener en cuenta un inversor para saber si un proyecto es invertible:

Equipo multidisciplinar: Es esencial que todo negocio de nueva creación tenga un equipo que comprenda todas las facetas de una empresa. Debe tener el conocimiento necesario para poder llevar a cabo su misión y desarrollar sus funciones con plenas capacidades, ser capaz de gestionar el negocio en todas sus vertientes, ya sea a nivel financiero como humano, y tener una experiencia previa que garantice el éxito tanto en el día a día de la compañía como ante situaciones imprevistas.

Oportunidades de mercado y modelo de negocio: Antes de su creación, uno de los puntos que debe tener en cuenta cualquier empresa semilla es encontrar un nicho lo suficientemente accesible y de gran tamaño en el que introducirse con el objetivo de ofrecer un propuesta de valor que aporte algo diferente y así, distinguirse del resto de competidores para poder captar la atención del público y tener éxito.

Escalabilidad del modelo de negocio: Para que un negocio sea invertible es importante que tenga potencial de crecimiento a medio y largo plazo, que tenga tecnología propietaria como valor añadido, es decir, que su uso, redistribución o modificación esté prohibida, y que esté bien protegida ante posibles compradores. De esta manera, será más rápido y eficiente poner en el mercado nuevos productos y soluciones.

Métricas clave para analizar la viabilidad del proyecto
Top Seeds Lab ha estudiado también cuáles son las principales métricas que hay que poner en práctica para obtener los datos clave que permitan tomar una decisión informada sobre la inversión en un proyecto semilla:

Prueba de mercado: Con el fin de evaluar la aceptación de un nuevo producto y así reducir el riesgo al introducirlo al mercado y que éste no tenga suficiente demanda hay que realizar una prueba de mercado. Es complicado invertir en un negocio que no aporta tanto usabilidad, es decir que no esté fabricado para alcanzar un objetivo concreto y con demanda, como escalabilidad o capacidad para seguir creciendo a medio y largo plazo.

Hipótesis financieras validadas: A la hora de determinar si un proyecto es viable hay que establecer una serie de hipótesis financieras validadas que nos aporten información sobre la capacidad de generar dinero que va a obtener el proyecto a corto, medio y largo plazo. Para ello, es clave que el coste de adquisición de clientes no supere el dinero generado por los propios clientes en el negocio.

Llegada a hitos tecnológicos pre-pactados: El plan tecnológico presentado a la hora de generar un negocio debe cumplir con cada uno de los hitos establecidos para que el proyecto tenga éxito. Por eso, el cumplimiento del resto de las métricas se hace indispensable si queremos conseguir nuestros objetivos.

Inversión en I+D: La innovación ha sido, es y será siempre un elemento clave de la competitividad de cualquier empresa y da lugar a nuevos productos o procesos de producción a la vez que contribuye a mejorar la productividad Por ello, para que el proyecto evolucione es indispensable la inversión tanto en innovación como en desarrollo.

¿Y cuándo se debe salir?
A pesar de que no existe una estrategia que asegure el éxito ni que garantice los plazos establecidos para la consecución de objetivos, es importante considerar que la inversión en este tipo de proyectos debe perseguir el objetivo principal de crear valor para el proyecto.

La labor de las aceleradoras y de las incubadoras es crucial en estas primeras etapas de vida de los nuevos negocios de base tecnológica, para llevar un proyecto incipiente hasta el punto en que tenga la potencia suficiente como para afrontar una primera ronda de inversión.

Ticpymes.es (14/10/2014)

http://bit.ly/1nk901C

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email