La revolución del comercio marcará el futuro del sector minorista

52

Adaptarse a las expectativas del consumidor, uno de los requisitos imprescindibles para que tu comercio triunfe.

Manhattan Associates prevé que las elevadas expectativas del consumidor en 2015 impulsaran algunos de los mayores cambios en la industria del retail desde que el comercio electrónico despegó a principios de la década del 2000, marcando un punto de inflexión en el comportamiento de éste.

El consumo privado continuará creciendo, según el último cuadro macro del Gobierno, aumentando en 2015 un 2,1% respecto al 2014, el primer gran crecimiento después del desplomo que sufrió en 2013. En este contexto, más de la mitad de los compradores, un 52,6% según la última encuesta realizada por Manhattan Associates, exigen servicios de entrega el mismo día y cada vez más (un 36%) quieren poder disponer de unservicio de ‘comprar y recoger’.

JackyMarolleau, Sales Director de Manhattan Associates, comenta: “Las circunstancias que los minoristas afrontan en 2015 sugieren un cambio radical en la industria. Vemos cinco áreas clave que los minoristas deben tener en cuenta para dar respuesta al mercado y emerger de manera rentable en 2016”.

La consecución de estos retos ayudará a los minoristas a fortalecer sus negocios:

1. Cómo potenciar al minorista

Muy pocos empleados en la tienda tienen control del inventario más allá de lo que ven en la propia tienda o tampoco pueden acceder al historial de transacciones de compra y preferencias de los clientes. Pero una vez los sistemas ‘back-end’ están conectados, realmente no es tan difícil dar acceso a esta información a los dependientes. Se puede hacer en un smartphone, tablet o en el ordenador central de la tienda. Y esta información puede ayudar a responder las preguntas de los clientes y ofrecer una resolución en el mismo momento en que se presenta una venta.

2. Crear un único registro virtual de stock

Disponer de un registro completo del inventario combinado con un sistema de gestión de pedidos permite a las tiendas, almacenes, proveedores de servicios de logísticas y proveedores de fabricación, trabajar en estrecha colaboración para conseguir que los productos lleguen a manos de los consumidores en el momento y lugar que sea conveniente para ellos y de una manera que también sea rentable para el negocio.

Los almacenes que dispongan de stock online como ítems individuales y almacenamiento de stock en palés deberían ser capaces de reasignarlo cuando hiciera falta para finalizar una venta.

3. Aprovechar los beneficios

El proceso de devolución, posiblemente el mayor determinante de la rentabilidad de las ventas online, puede ser muy frustrante (a nadie le gusta perder una venta). La idea de un único inventario y un sistema de gestión de pedidos basado en este inventario debería incluir también esta parte de la cadena de suministro, encargada de las devoluciones. Implementarlo es una forma adicional de ofrecer una venta que de lo contrario se podría haber perdido.

4. Estar abierto a la innovación

Aquellos que abrazaron el comercio electrónico y manejan eficazmente el omni-canal, son los ganadores y han conseguido una importante ventaja competitiva. Eso nos lleva a preguntarnos, ¿que viene ahora ?

La respuesta honesta es que “nadie lo sabe”. Pero la cuestión es que los futuros ganadores serán aquellas compañías que estén mejor posicionadas para capitalizar allí donde el desarrollo de la revolución del comercio nos lleve. Podría ser aprovechando el Big Data para analizar en tiempo real lo que está de moda en las redes sociales y crear ofertas o propuestas basadas en la ubicación y las tendencias. También podría ser una adopción masiva de soluciones que proporcionara al empleado la autonomía para tomar decisiones e impulsar relaciones con los clientes, las ventas y la rentabilidad. O también podría ser la introducción de más concept stores, o los nuevos puntos de recogida para hacer las entregas.

5. Poner cara a cada pedido

Dado que los consumidores se vuelven más y más sabios en tecnología, esperan tener toda la información a su alcance. Como tal, los minoristas tendrán que actuar en nuevos canales, ofrecer más opciones de entrega y devoluciones, y rendir cuentas de sus comunicaciones y su servicio al cliente. Disponibilidad de stock significa que los clientes saben cuando pueden comprar su producto. Así que una gama de diferentes opciones de entrega ofrecería la oportunidad de recibir el producto adquirido de la forma más conveniente posible. Actualmente hay tantas cosas que giran alrededor del cliente que es muy importante hacer que el proceso y su experiencia de compra sean lo más agradable posible.

Ticpymes (21/01/15)
http://bit.ly/1yHkU7W

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email