Mybrana, la realidad aumentada española comienza su aventura asiática

15

En 2012, Mikel Díaz de Otazu comenzó a trabajar en Mybrana, “una aplicación para grabar videos impactantes que incluyen efectos visuales”, explica el mismo en Taipéi, donde se encuentra para continuar el proceso de internacionalización de la plataforma. Desde su salida en 2014, la aplicación acumula más de medio millón de descargas. En España, México y otros países latinos se ha llegado a colocar entre las cinco más populares de la App store.

El fundador de la compañía está acompañado en la capital taiwanesa por Antonio Escudero, desarrollador iOS, y Miguel Vercher, back-end y desarrollador Android. Entre los tres están dando a conocer su producto al continente asiático a través de MOX, un acelerador de start-ups centradas en aplicaciones para teléfonos móviles. “Estamos redefiniendo el proceso de creación de vídeos. No hay necesidad de estar frente a un ordenador, no hace falta un costoso programa de edición. Se trata de un proceso móvil, sencillo y accesible a cualquier persona”, señala Díaz de Otazu sobre la plataforma.

Mybrana pertenece al campo de las aplicaciones de realidad aumentada, un sector en plena bonanza que está generando muchas noticias en el mundo de la tecnología y los negocios. Hace solo unos días Facebook compraba MSQRD, una compañía que, como Mybrana, explora nuevas posibilidades narrativas en el móvil mediante una mezcla de ficción y realidad. Estas aplicaciones de realidad aumentada combinan fotos o vídeos con efectos visuales espectaculares.

Los usuarios de Mybrana “son gente muy joven, que quizá no tiene acceso a un ordenador o no conoce programas de edición de vídeo. Son usuarios de 10 a 25 años, principalmente, que son nativos a nivel de aplicaciones móviles y tienen su vida en un smartphone más que en un ordenador”, cuenta Díaz de Otazu.

La aplicación coloca efectos visuales, conocidos como branas, sobre las personas o lugares que aparecen en las fotos o vídeos de los usuarios. La adaptación al mercado asiático ha supuesto llevar a cabo la creación de toda una nueva gama de efectos. “Un inversor coreano de Silicon Valley nos dijo que el producto estaba muy bien, pero que teníamos que adaptar el contenido al mercado asiático”, indica el fundador de Mybrana  y añade que “para llevarla a cabo hemos estado trabajando todo el 2015 con diseñadores coreanos, japoneses,…”.

Con su desembarco en Asia la plataforma espera llegar a los cinco millones de usuarios a finales de este año. “Adaptación de contenidos, tener en cuenta las peculiaridades del mercado y ser consciente de la variedad de los teléfonos móviles” son los puntos claves que apunta Díaz de Otazu en el proceso de adaptación de Mybrana al continente asiático.

El País (14/03/2016)

http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/03/10/actualidad/1457610783_250341.html

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email