La innovación sufre la primera reducción de su historia en España

57

La crisis está empezando a remitir en otros países, pero se resiste en España, donde está ocasionando un efecto devastador en el empleo, sobre todo entre los jóvenes. Y ello se debe a que el tejido productivo español es anacrónico para el mundo en el que vivimos.
Nuestra economía no es capaz de crear el valor añadido que nos permitiría competir y el sistema de innovación todavía no ha logrado el tamaño suficiente para convertirse en el motor de la competitividad. Es más, la actividad de innovación, que había ido aumentando de forma constante desde hace quince años, ha experimentado ahora la primera reducción de su historia. Incluso, ha disminuido el número de solicitudes de patente de origen español.

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email