El primer hacker de iPhone responde a Elon Musk

26

Todo comenzó el pasado verano cuando George Hotz, la primera persona en hackear un iPhone de Apple y la PlayStation 3, y Elon Musk, CEO de Tesla, se reunieron en la fábrica de Tesla en Fremont, California, donde hablaron largo y tendido sobre las ventajas y los peligros de la tecnología de inteligencia artificial.

Cuando salió el tema de la tecnología desarrollada por el propio Hotz y la posibilidad de que este ayudara a desarrollar la tecnología de autoconducción de Tesla, Musk le propuso que si podía hacerlo mejor que la tecnología de Mobileye en una prueba, le premiaría con un lucrativo contrato. Más tarde Hotz rompería las negociaciones cuando sintió que Musk seguía cambiando los términos.

Pues bien, Hotz, o “Geohot” como se le conoce en la Red, ha equipado su Acura ILX (coche de ata gama de Honda que se vende en Estados Unidos) con un sistema de radar láser en el techo y una cámara montada cerca del espejo retrovisor y provisto de una maraña de cables en el espacio de la guantera, una palanca de mando donde la palanca de cambios y una pantalla de 21,5 pulgadas en la consola central en la que se ejecuta la computadora del vehículo con una versión del sistema operativo Linux. Y lo ha hecho en el garaje de su casa, fascinando así a toda la industria automovilística.

La configuración de este vehículo, al igual que la función de piloto automático de Tesla, está desarrollada para funcionar solo en carretera y no por las caóticas calles de una ciudad. Por lo que debe conducir hasta salir de la ciudad, pero una vez en autopista, se conecta el modo autoconducción y puede circular sin problemas a más de 100Km/h.

El software de inteligencia artificial y las cámaras de usuario, asegura Hotz, son lo suficientemente buenos como para permitir que un ‘chapuzas’ inteligente pueda crear un sistema de autopilotaje a bajo coste para cualquier coche. La tecnología que el joven ha desarrollado representa, de fondo, todo un desafío a sistemas mucho más caros diseñados por gigantes como Google, Uber, Samsung, Apple o los grandes fabricantes de automóviles del mercado. A más corto plazo, incluso, Hotz asegura que es capaz de desafiar incluso a Mobileye, la compañía israelí que suministra a Tesla Motors su actual tecnología de piloto automático.

Ahora, planea mejorar la tecnología Mobileye con electrónica propia. Está construyendo un kit que consta de seis cámaras similares a las que montan los smartphones más baratos que se colocan alrededor del coche: dos irían dentro, cerca del espejo retrovisor; una, en la parte posterior; otras dos, en los lados para cubrir los puntos ciegos; y, por último, una cámara de ‘ojo de pez’ se ubicaría encima del capó.

Luego diseña el software de control para las cámaras utilizando lo que se conoce como una red neuronal, un tipo de mecanismo de inteligencia artificial de autoenseñanza que toma datos de los conductores y aprende de sus elecciones. El objetivo es vender la cámara y el paquete de software por unos 1.000 dólares, ya sea a fabricantes de automóviles o, en su caso, directamente a consumidores que comprarían vehículos personalizados en un punto de venta propio de Hotz.

Cuándo se materializará esta idea es algo aún difícil de concretar. Hotz dice que va subirá un vídeo a YouTube dentro de unos meses en el que el piloto automático de su Acura va mejor en carretera que un Tesla Model S. El objetivo del ejercicio es doble: en primer lugar, espera poder demostrar que la tecnología funciona y está lista para salir a la venta. Pero también ayudará a Hotz a ganar su apuesta con Elon Musk.

El Economista (17/12/2015)

http://www.eleconomista.es/ecomotor/motor/noticias/7227121/12/15/El-primer-hacker-de-un-iPhone-ha-fabricado-un-coche-autonomo-low-cost-en-su-garaje.html

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email