Adiós al proyecto Titan, los drones solares de Google para llevar Internet a los rincones más remotos del planeta

139

Alphabet, la empresa matriz de Google, ha dado por terminado su ambicioso programa de drones solares. Los miembros del denominado Project Titan han recibido una notificación con su nuevo destinos. Todos pasarán a diferentes departamentos dentro del conglomerado, pero el plan para dar conexión a Internet en lugares remotos, uno de los más ilusionantes de Google, ha quedado definitivamente cancelado.

En 2014 Google compró Titan Aeroespace para crear una flota de drones propulsados por energía solar, capaces de volar más de una semana mientras tomaban fotos de la superficie y proveían de acceso a Internet a lugares remotos. Una forma de paliar la ausencia de señal móvil o abaratar la señal de satélite.

Hasta dejar de ofrecer los servicios. De su operadora móvil, que solo funciona con los teléfonos que ellos mismos diseñan, no se comparten cifras. El hecho de contar con estos aparatos tan concretos es un impedimento que no los hace demasiado populares pero sí garantiza una experiencia óptima, con velocidad de conexión notable. Con el cambio de Nexus a Pixel, ofrecidos también con Verizon, la operadora móvil podría ser la siguiente en caer.

Cuando en agosto de 2015 Google sorprendió con la reorganización en diferentes unidades, con Alphabet como matriz, Titan se incorporó dentro de Google X, la división más misteriosa y creativa. En la misma se enmarcan, por ejemplo, los drones de reparto.

Google insiste en que no van a dejar de impulsar el acceso gratuito a Internet en zonas que no gozan de conexión, pero lo harán a través de Project Loon, que utiliza globos aerostáticos. Jacquelyn Miller, portavoz de ła empresa, se ha limitado a decir que el cierre se hizo efectivo a finales de año: “Después de las pruebas, Project Loon ha resultado ser mucho más viable técnica y económicamente. Así podremos llegar al mundo rural y geografía remota”.

El buscador deja vía libre a Facebook para el uso de drones con este fin. Internet.org, su división de expansión en todo el mundo, dirigida por el español Javier Oliván, cuenta con planes para ciudades con alta velocidad, adaptación de contenido para móviles 2G y, la estrella de su equipo de ingeniería, Aquila, un dron ultraligero para llevar Internet a los lugares más escondidos del mundo.

Desde que Google desgranó su núcleo la pérdida de talento ha sido constante. Desde Tony Fadell, padre del iPod que llegó con la compra de Nest, ahora dedicada al hogar inteligente, a Chris Urmson, líder del proyecto de coche sin conductor.

El País (12/01/2017)

http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2017/01/11/actualidad/1484165839_909165.html

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email