Los autónomos españoles y las jornadas de 9 horas o más

456

El empleo autónomo ocupa una importante porción del pastel del mercado de trabajo español. Sin embargo, esta figura profesional no está exenta de problemas, desde el auge de los falsos autónomos -un estudio de UPTA y la Universidad Complutense de Madrid apunta a que podría haber unos 60.000– al preocupante crecimiento de la insolvencia, las trabas fiscales o las míseras pensiones, por debajo del Salario Mínimo Interprofesional.

Ahora, un análisis realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos pone el dedo sobre las largas jornadas laborales que asumen los trabajadores por cuenta propia: 8 de cada 10 trabaja de nueve horas diarias en adelante. De hecho, un 28% tiene una jornada laboral de 11 o más horas diarias, mientras que en torno al 29% asegura no bajar nunca de la 10 horas diarias y el 21% pasa unas de 9 horas en su negocio o trabajando para él y para otro. Solamente para el 15% la jornada laboral es de unas 8 horas.

Contabilizando la media de horas se infiere que dos de cada diez autónomos destinan entre 45 y 65 horas semanales, mientras que el 30% dedica entre 55 y 65 horas semanales y el 50% entre 45 y 55 horas semanales. Solamente el 1% trabaja por debajo de las 35 horas o por encima de las 65. Además, uno de cada cinco dedica tiempo a su negocio todos los días de la semana, sin desconectar ni descansar plenamente ningún día.

Además el 76% de los autónomos, tres de cada cuatro, no se ha cogido ni un día de baja al año o ha ido a trabajar enfermo. “Un autónomo no se para por un constipado. Su negocio no puede parar tres días dos veces al año por una gripe. Cuando un autónomo se da de baja es porque realmente está mal y no puede hacerse cargo de su negocio”. De este modo, la cifra de estos profesionales de baja por enfermedad es sensiblemente inferior a la de los asalariados pero los días de media de las bajas son mucho más largos

Estas largas jornadas también ponen trabas a la conciliación. Los que más equilibran la vida personal y profesional son los mayores de 55 años, que suelen tener un negocio más consolidado, y aun así únicamente en torno a la mitad (55%) concilia. Observando los restantes segmentos de edad, uno de cada dos autónomos de entre 30 y 55 años pueden conciliar trabajo y vida personal, pero solamente uno de cada cinco (el 18%) de los autónomos encuestados de entre 26 y 35 años tiene la oportunidad de hacerlo.

A cierre de abril de 2019 se contabilizaban en España 3.262.988 autónomos, según los datos de afiliación último día publicados por la Seguridad Social. Durante los cuatro primeros meses de 2019 el número de autónomos que cotizan en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se incrementó en 9.949 personas.

 

Tic beat (23/5/19)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email