La tecnología modificará el empleo después del Covid-19

340

Según el informe “Flexibility at Work” de Randstad, la tecnología cambiará el 30% de los empleos después del confinamiento. El estudio analiza las principales tendencias en el ámbito laboral y las previsiones de futuro tras el Covid-19, destacando la influencia que la automatización y la tecnología tendrán en la evolución del trabajo.

Antes del comienzo de la crisis, el 58% de los trabajadores españoles consideraba que su puesto disponía de todo lo necesario para poder teletrabajar, mientras que el 68,6% de los empleados quería trabajar en remoto, pero no podía porque su empresa no se lo permitía, apuntan desde Randstad.

Una cosa son las percepciones, y otra la realidad. De acuerdo a la misma encuesta, solo el 42,8% de las empresas en España implantan medidas de teletrabajo para poder continuar con su actividad durante el confinamiento.

El informe “Flexibility at Work” analiza la influencia de las nuevas tecnologías en nuestro trabajo, impulsada por las necesidades del teletrabajo, y prevé la evolución de muchas formas de trabajo, de tal modo que, en los países de la OCDE, el 30% de los empleos se modificarán, mientras que 1 de cada 7 trabajos actuales directamente desaparecerá.

La digitalización también posibilitará la aparición y diversificación de nuevos regímenes de trabajo, más allá de los trabajos fijos a tiempo completo. De este modo, crecerá el empleo a tiempo parcial, el trabajo a través de ETT, y los autónomos, entre otros.

De hecho, esta tendencia ya está creciendo a pasos agigantados, ya que, por ejemplo, en EEUU han pasado del 10,7% al 15% entre 2005 y 2015.

“El teletrabajo no va a ser el único avance tecnológico obligado que nos va a traer la pandemia. La automatización va a ver crecer su protagonismo por la importancia de evitar aglomeraciones, lo cual, lejos de amenazar al empleo, va a generar nuevas oportunidades. Para los profesionales interesados en aprovecharlas, es recomendable seguir de cerca la evolución del mercado laboral y apostar por la formación continua”, explica Valentín Bote, director de Randstad Research.

El trabajo por proyectos o basado en pequeñas tareas o encargos que se pueden realizar y gestionar digitalmente también es una tendencia al alza.

Según los datos de Randstad, el uso de estas herramientas ha experimentado un crecimiento del 30% entre 2016 y 2019 en todo el mundo y ya es la principal fuente de ingresos para el 2% de los adultos de la Unión Europea.

Los beneficios de esta nueva forma de trabajo son múltiples, pero también los riesgos. Ofrecen más oportunidades de flexibilidad y conciliación, aunque están encontrando oposición en algunas regulaciones laborales.

El estudio señala que el avance de las nuevas tecnologías está generando nuevos puestos de trabajo de perfiles disruptivos, en tres áreas fundamentales.

Equipos & Talento (22/04/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email