La sangría de las tecnológicas en Wall Street

29

Los principales referentes del mercado de las empresas tecnológicas han estado acumulando pérdidas en la bolsa, no se salva ninguna, desde Apple hasta Netflix pasando por también por Facebook, Google, Amazon y Microsoft.

Esto ha dado inicia a un cambio de ciclo en Wall Street, quien estaba viviendo una situación sin precedentes, al acumular su era expansiva más larga jamás registrada, periodo que se inició en el 2009 capitaneado por Apple, Amazon, Facebook, Google y Netflix.

Y es que los importantes crecimientos del sector y sus empresas, quienes veían como sus mercados no paraban de crecer junto a los ingresos género unas excelentes expectativas y se convirtieron en las favoritas de los inversores, desbancando en el proceso a otros sectores más tradicionales como el financiero o el industrial.

Todo esto se inició el 1 de octubre cuando el mercado comenzó una mini-crisis en el sector tecnológico, el cual comenzó a dar señales de fatiga a largo plazo generando que los inversores comenzaran a vender las acciones y a descapitalizar las principales empresas, todo esto mientras las empresas tecnológicas presentaban excelentes resultado económicos pero que se acompañaban de distintos problemas. En el caso de Apple su producto estrella que todavía representa el 60% de sus ingresos, el IPhone comienza a dar señales de fatiga, en Facebook los escándalos asociados a la fuga de datos y el uso de estos para la manipulación electoral ha dado lugar a una importante descapitalización con una tendencia que parece que a corto plazo se mantendrá. Esta situación se ha repetido en igualmente en el resto de empresas con las características propias de cada una con una única excepción

Y es que la tecnológica de Microsoft ha sido la única capaz de capear de mejor forma la sangría que está viviendo el sector, mejorando su situación comparativamente frente a sus principales competidores.

Como podemos ver, si bien todas las tecnológicas han presentado buenos resultados económicos, los inicios de fatiga sumado a una desconfianza de los inversores quienes ven como el sector esta perdiendo el empuje y dinamismo que lo ha caracterizado desde un inicio explica la enorme sangría que se está dando, ya que en pérdidas acumuladas, el sector ha perdido una capitalización acumulada que asciende a los 722.000 millones de dólares

 

Expansión (25/11/18)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email