La larga lista de tecnológicas pro-Ucrania que bloquean a Rusia

178

Desde que se desencadenase la Guerra de Rusia contra Ucrania hace casi una semana, las grandes tecnológicas de todo el mundo se han ido sumando a una larga lista de compañías tech que se han posicionado al lado del país ucraniano vetando al ruso.

El viceprimer ministro y, a su vez, ministro de transformación digital de Ucrania, Mykhailo Fedorov, hizo un llamamiento a las Big Tech para que se unieran a su país y no tardó en obtener respuesta.

Uno de los primeros fue el empresario Elon Musk que aseguró enviaría estaciones Starlink para facilitar su Internet por satélite a los ucranianos en el caso de que su red se viese destruida por los rusos.

Meta (Facebook, Instagram y WhatsApp) y YouTube también dejaron de monetizar los vídeos de los canales rusos vinculados a Rusia.

Asimismo, Google, además de bloquear las aplicaciones de la Play Store, dejó de permitir descargar la app de la agencia estatal de noticias y Twitter suspendía temporalmente los anuncios en ambos países.

DMarket, una plataforma para el comercio de elementos NFT y Metaverso en el juego, ha decido congelar las cuentas de los usuarios de la Federación Rusa y Bielorrusia.

WIFT, el sistema de comunicaciones internacional usado por la mayoría de bancos para informarse de las transferencias, también dejará de estar disponible para los grandes bancos rusos en casi cualquier tipo de operativas.

Intel y AMD, dos de los mayores fabricantes de chips, podrían haber pausado la exportación de sus componentes a Rusia. Según fuentes internacionales, los representantes de ambas empresas advirtieron a los fabricantes rusos que los procesadores y las tarjetas de video no se suministran temporalmente al territorio de la Federación Rusa. Por el momento ninguna de las compañías ha emitido un comunicado oficial.

Microsoft, por su parte, ha tomado la decisión de vetar las ‘campañas de desinformación patrocinadas por el Estado’ ruso y bloquear todo el contenido de sus medios y también la publicidad de otras empresas rusas en su plataforma.

Apple anunciaba este martes que suspendía temporalmente la venta de sus productos en Rusia. Además, explicaba que limitaba el acceso al sistema de pago de Apple Pay y que dejaba de ofrecer información en los mapas de Ucrania de su aplicación Apple Maps.

Por otro lado, fuera de Rusia, la app Store de Apple tampoco permitirá que se descarguen aplicaciones de la cadena rusa RT y la agencia Sputnik.

Según Reuters, Twitter ha comunicado que cumplirá con las sanciones de la Unión Europea a los medios de comunicación estatales rusos RT y Sputnik cuando la orden entre en vigor.

TikTok ha bloqueado en su plataforma en la UE las cuentas de RT y de Sputnik. Así lo explicaba un portavoz de TikTok a Business Insider. TikTok pertenece a ByteDance Ltd, una empresa de tecnología de internet china con sede en Pekín.

Por su parte, WeChat y Weixin, las aplicaciones de mensajería de Tencent, evita tomar partido en el conflicto, pero apelaba a los usuarios a ser objetivos cuando se debatieran temas internacionales candentes.

Weibo, el servicio de Sina, similar a Twitter, dijo el pasado domingo que había prohibido 10.000 cuentas y eliminado más de 4.000 mensajes que “ridiculizaban la guerra” y se burlaban de la situación en Ucrania.

Lenovo habría suspendido sus envíos a Rusia, según un tuit del viernes del canal de televisión independiente bielorruso Nexta.

El fabricante de teléfonos móviles y electrónica de consumo, Xiaomi tenía previsto lanzar un producto en Ucrania el pasado jueves, pero lo canceló posteriormente, según una información del South China Morning Post.

Un reciente informe de The New York Times indicaba que Rusia está intensificando una campaña de censura al presionar a los gigantes tecnológicos, entre ellos Apple, Google, Spotify, Twitter y Meta, para que cumplan con una nueva ley.

El diario estadounidense afirma que las autoridades rusas advertían a mediados de este mes que las grandes multinacionales de la tecnología debían cumplir con una nueva normativa que les obliga a establecer entidades legales en Rusia. Una legislación que ya se conoce como la ‘ley de aterrizaje’ y que los expertos temen que hará que estas empresas y sus empleados sean más vulnerables al sistema legal del país de Putin y a las demandas de los censores de su Gobierno.

El servicio federal Roskomnadzor advirtió que las empresas de tecnología que violen la legislación corren el riesgo de enfrentarse a la prohibición de publicidad, la recopilación de datos y las restricciones de transferencia de dinero, o serán completamente incluidas en la lista negra.

20 MINUTOS (03/03/2022)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email