La Comisión Europea aspira a la eficiencia energética de las TIC

103

Subrayando la importancia de las nuevas tecnologías en la mejora del uso eficiente de los recursos energéticos, así como la necesidad de impulsar los servicios energéticos digitales, la Comisión Europea ha adoptado un plan de acción para digitalizar el sector energético, que busca poner fin a la dependencia energética, hacer frente a la crisis climática y asegurar un acceso asequible a la energía para todos. El plan de acción plantea diferentes acciones a medio y largo plazo, hasta 2025, que apoyarán la consecución de sus objetivos a través de iniciativas legislativas, inversiones y coordinación con los Estados miembros.

Dentro de las líneas de acción previstas, destacan algunas como el impulso del Espacio Común Europeo de Datos de Energía, en forma de marco europeo coordinado para compartir, intercambiar y utilizar los datos relativos a la energía, y que se comenzará a desarrollar antes de 2024; el fomento de las inversiones en la digitalización de las infraestructuras de energía para aumentar la velocidad de su transformación digital; medidas de protección a los consumidores; y el fortalecimiento de la ciberseguridad, prestando especial atención a los riesgos en la cadena de suministro de energías renovables y de la red.

Además, este plan prevé una serie de acciones de control del consumo energético del sector TIC, dado que el sector de las TIC representa aproximadamente el 7% del consumo mundial de electricidad, y se prevé que llegue al 13% de aquí a 2030. A tal fin, para hacer frente al consumo actual de energía de los dispositivos TIC que se encuentran en funcionamiento, la Comisión ha anunciado el desarrollo de un sistema de etiquetado energético para ordenadores que aborde sus diferentes usos, en concreto: la ofimática, los juegos, y el diseño gráfico y la edición de vídeo. También destaca la posibilidad de revisar el reglamento de diseño ecológico en servidores y productos de almacenamiento de datos.

También prevé la elaboración de indicadores comunes para medir la huella ambiental del servicio de comunicaciones electrónicas, a través del desarrollo de un código de conducta de la UE para la sostenibilidad de las redes de telecomunicaciones.

En materia del consumo energético de los centros de datos, la Comisión ha establecido el objetivo estratégico de garantizar la neutralidad y eficiencia climática de los centros de datos, desde el punto de vista energético y del aprovechamiento de recursos, de aquí a 2030. Para ello, ha anunciado la introducción de un sistema de etiquetado medioambiental para los centros de datos, antes de 2025; la posibilidad de introducir líneas de notificación separadas para las emisiones indirectas de gases de efecto invernadero derivadas de la compra de servicios de computación en nube y de centros de datos; la posibilidad de introducir una etiqueta energética para servidores y productos de almacenamiento de datos; y la reutilización del calor residual desde los centros de datos hasta los hogares y las empresas de calefacción como parte de las versiones revisadas de la Directiva de eficiencia energética y la Directiva relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables.

En materia de activos digitales, el plan contiene previsiones sobre la elaboración de un informe, antes de 2025, sobre el impacto medioambiental y climático de las nuevas tecnologías en el mercado de criptoactivos. También anuncia que los Estados miembros deben estar preparados para detener la minería de criptoactivos. Por último, anuncia el desarrollo de una etiqueta de eficiencia energética para blockchain.

Ahora el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE deben adoptar este plan de acción, que la Comisión Europea ha pedido que se realice con celeridad, para poder comenzar a llevar a cabo las iniciativas anunciadas.

IT RESELLER (02/11/2022)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email