La alargada sombra de Trump alcanza a la agricultura española

59

El impacto económico que supondría para España la imposición de aranceles por parte de EE.UU. sería de 192 millones de euros. El mayor damnificado sería el sector agroalimentario, al sufrir aranceles del 25% en productos como el aceite de oliva, aceituna, vino, queso, cítricos y porcinos. El año pasado la industria agroalimentaria exportó por valor de 765 millones de euros, por lo que de aplicarse los gravámenes de EE.UU. perdería unos 191,2 millones. El resto, el 0,8 millones hasta llegar a 192, lo sufriría el sector aeronáutico, cuyos aranceles son del 10%.

Así lo ha confirmado hoy el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, tras la reunión que ha mantenido con los principales representantes del sector. El titular de Agricultura ha vuelto a comentar que «las medidas son inaceptables. No se justifica que el sector agroalimentario sea perjudicado por unas ayudas públicas a aviones».
Mañana, tanto Planas como la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, viajarán a Bruselas para entrevistarse con Cecilia Malmstrom y Phil Hogan, comisarios de Comercio y Agricultura de la UE. En esa reunión España exigirá firmeza a la Comisión Europea en las negociaciones que mantendrá con EE.UU. el próximo día 14 en Ginebra. En caso de que ambas partes no lleguen a un acuerdo la próxima semana, el Gobierno recuerda que Europa puede sancionar a EE.UU. ya con aranceles de un valor de 4.000 millones por una sentencia de la OMC que nunca llegó a aplicar.
Además, pedirá que desencadene el almacenamiento privado del aceite de oliva. Esto serviría para que fuera la propia UE la que financiara los costes financieros y almacenaje del aceite de oliva. Planas ha explicado que ese producto es el más afectado, lo que agravaría su situación actual. El precio actual del aceite de oliva está por los suelos tras una campaña récord como la del pasado año. La industria, ante la caída de precios, tiene prevista una manifestación este jueves en Madrid desde semanas antes del anuncio de los posibles aranceles. Es por eso que Planas ha defendido que realizará «medidas concretas para apoyar al sector».
También exigirá compensaciones a los sectores afectados en caso de que se produzcan perturbaciones en el mercado a raíz de la guerra comercial y que obtenga ayudas para promocionar los productos en mercados alternativos.

Por su parte, el presidente de Cooperativas de España, Ángel Villafranca, ha resaltado que «por un problema que nada tiene que ver con nosotros nos vemos con aranceles que ponen en peligro a pequeñas y grandes empresas que llevan años tratando de colocar su producto». Al mismo tiempo agregó que «no podemos seguir permitiendo que la agricultura sea moneda de cambio». Por ello, pide a Europa que defienda sus intereses como hizo con los aranceles al acero y el automóvil.

ABC (08/10/2019)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email