Jornada negra para el Bitcoin, se vuelve a hundir

112

Jornada negra para el bitcoin después de que la larga mano de las agencias de seguridad de EEUU demostrará ser capaz de llegar a los monederos de bitcoin de un grupo de ciberdelincuentes, en teoría uno de los lugares más seguros del ciberespacio. La noche del lunes, el Gobierno de EEUU anunció que había recuperado casi todo el rescate pagado a los responsables del ciberataque al oleoducto Colonial el mes pasado, que ascendía entonces a unos 5 millones de dólares en bitcoins.

Tras esta incautación, la criptomoneda ha llegado a dejarse en torno a un 10% esta madrugada, por debajo de los 33.000 dólares y a mínimos de enero. Así, la criptomoneda cotiza muy lejos del máximo histórico de 64.869 dólares que alcanzó el pasado 14 de abril.

En total, las agencias se hicieron con unos 63,7 bitcoins, de un rescate de 75 bitcoins pagado por Colonial poco después del ataque del 8 de mayo, que resultó en el cierre del gasoducto más grande del país y sacudió el suministro de gasolina en el sureste de EEUU durante más de una semana. El hundimiento de los precios del bitcoin desde entonces hace que la cifra rescatada ya solo valga unos 2,2 millones.

El subdirector del FBI, Paul Abbate, dijo a los medios que las fuerzas del orden identificaron un monedero virtual utilizada en el pago del rescate y luego recuperaron los fondos. Y añadió que los investigadores encontraron más de 90 empresas víctimas de DarkSide, un grupo de delitos cibernéticos vinculado a Rusia al que se culpa en el ataque al oleoducto.

“Hoy le dimos la vuelta a DarkSide”, dijo la subsecretaria de Justicia, Lisa Monaco, al pedir a las empresas que inviertan más para proteger su infraestructura crítica y su propiedad intelectual. “DarkSide y sus afiliados han estado acechando digitalmente a empresas estadounidenses durante la mayor parte del año pasado”.

La acción señala la capacidad del Gobierno de EEUU para rastrear criptomonedas, identificar monederos digitales y confiscar fondos, una herramienta potencialmente poderosa para combatir los ataques de ransomware en particular. La operación también revela la rapidez con la que el FBI puede identificar las operaciones de piratería, que según Abbate ha estado investigando DarkSide desde el año pasado.

“Las nuevas tecnologías financieras que intentan anonimizar los pagos no proporcionarán una cortina detrás de la cual los criminales podrán robar los bolsillos de los estadounidenses trabajadores”, dijo Stephanie Hinds, fiscal para el Distrito Norte de California, en la conferencia de prensa.

EL ECONOMISTA (07/06/2021)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email