7 errores a evitar en marketing móvil

294

La buena voluntad y un poco de formación pueden ayudar, pero no bastan para lanzar una propuesta de marketing moderna y provechosa.

Si estás harto de orquestar campañas de publicidad para tu compañía a través del móvil que, a pesar del esfuerzo, no acaban de recoger los frutos esperados, toma nota de los consejos que nos entrega Xopik.

Información complementaria

Esta empresa dedicada a cuestiones de mobile marketing habla, concretamente, de siete errores a evitar por encima de todo:

1. “Mala imagen”. En publicidad no sólo cuenta lo que se dice, sino también cómo se dice. Puede que tengas claro el mensaje que quieres transmitir pero, si no lo acompañas de una estética cuidada, perderás pegada. No hay nada peor que tus clientes potenciales crean que tu marca es “cutre” o “anticuada”, por ejemplo. Y no olvides recurrir a las imágenes.

2. “Título que no dice nada”. Obviamente, si aciertas en imagen pero no en mensaje, el resultado será igual de desastroso. Al final lo que importa es la combinación de ambos aspectos y una frase principal con gancho, concisa e informativa se antoja imprescindible.

3. “Mensaje demasiado largo con información irrelevante”. No es lo mismo crear un anuncio para la televisión, que para un periódico o para el formato móvil. En este último caso existen unas reglas propias, entre las que destaca la brevedad. A los usuarios de teléfonos móviles no les gusta gastar tiempo leyendo texto porque, además, es más incómodo hacerlo en un smartphone que en otros dispositivos. Así que sé breve.

4. “Promociones que no se describen”. Si el objetivo de tu campaña es promocionar un periodo de rebajas o la promoción de cierto producto, tu mensaje debe centrarse precisamente en eso. Habla de los precios, de las ventajas y de las condiciones de la oferta. “Lo principal es que el usuario sepa de qué se está hablando”, dicen desde Xopik, en vez de dejarse “llevar por textos densos y en los que no se explica lo que se incluye y lo que no”.

5. “No indicar la duración”. Todo tiene un principio y un final, incluida tu campaña publicitaria. Si no se lo haces constar a tus clientes, éstos se sentirán perdidos o creerán que es una comunicación atemporal.

6. “No fijar una duración”. Peor aún que no destacar la duración de una campaña de cara al público será, por supuesto, no haberla planteado de manera interna. “En el caso de que la promoción no tenga una fecha límite, no se le puede considerar como tal, es el precio real del servicio o producto en cuestión”, advierte Xopik.

7. “Plazos demasiado largos”. Al igual que los textos en marketing móvil deben ser ajustados, las ofertas temporales tampoco deberían extenderse demasiado en el tiempo. Esto resta carácter de urgencia y hace perder el interés a los compradores.

Siliconweek.es (7/11/2014)

http://bit.ly/1xpbvQy

 

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email