Futura tecnología para disipar la niebla en tramos peligrosos

201

La niebla es uno de los grandes enemigos de los conductores durante los meses de frío. Ya hemos hablado en otros artículos sobre cómo circular en esas condiciones y qué errores evitar. Sin embargo, hay puntos geográficos en los que este fenómeno es tan extremo que puede llegar a resultar muy peligroso.

En España, el tramo de la autovía del Cantábrico A-8 que pasa por el alto de O Fiouco (situado a 698 metros de altitud, entre Mondoñedo y A Xesta, en la provincia de Lugo) es conocido por los intensos episodios de niebla que obligan ocasionalmente a cortar el tráfico de la vía, a la altura de los puntos kilométricos 545 y 549, y a desviar la circulación por la carretera N-634. En lo que va de 2020 este punto ya ha permanecido cerrado más de 500 horas, unos 21 días, ha asegurado el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.

Este problema ya hace muchos años que perdura. De hecho, el 26 de julio de 2014, la escasa visibilidad provocó un accidente masivo en el que murió una persona y estuvieron involucrados decenas de automóviles. Para tratar de solucionar este problema, la Dirección General de Tráfico (DGT), puso en marcha un proyecto, valorado en 5,6 millones de euros, con en el que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana pretende abordar “el diseño, la construcción y la experimentación con prototipos de soluciones innovadoras para minimizar los efectos de la niebla densa”, tal y como explica en esta publicación en su cuenta de Twitter.

Una vez se haya validado la tecnología ensayada, se procederá a una contratación para la construcción de los sistemas antiniebla seleccionados para resolver la problemática existente.

La semana pasada Javier Losada acudió junto con la subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez, al alto de O Fiouco donde asistieron a la demostración de los dos primeros prototipos. Durante la visita, el delegado anunció que con estos nuevos sistemas se reducirán las horas de cierre actual de la autovía en un 85%, pasando de las 700 horas de media anuales a las 100 horas, de las que la mitad serían en horario nocturno.

LA VANGUARDIA (08/12/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email