Las competencias directivas más deseadas por las empresas españolas

14

Openmet People, consultora experta en evaluación por competencias y clima laboral perteneciente a la compañía catalana Openmet Group, ha elaborado un estudio sobre las competencias más deseadas por las empresas españolas en los directivos y mandos intermedios.

Según este estudio, en el que han participado más de 50 empresas y organizaciones de diversos sectores -automoción, energía, seguros, alimentación, nuevas tecnologías, renovables, ingenierías, turismo, distribución, banca y entidades sin ánimo de lucro-, el perfil directivo ideal buscado por las compañías consultadas en España es el de una persona organizada, eficaz y con grandes dotes de comunicación para guiar y delegar en su equipo.

Openmet People señala que cada vez son más las organizaciones que se preocupan por conocer las necesidades de sus directivos y empleados. Las evaluaciones de competencias periódicas a directivos y mandos intermedios han comenzado a ganar peso en el panorama laboral y buscan encontrar un equilibrio entre las competencias de los líderes y las necesidades de la empresa y sus equipos.

El directivo ideal

Un gran comunicador. Una comunicación clara, ordenada y precisa se ha convertido en una cualidad imprescindible para cualquier líder. Presentaciones comprensivas, la habilidad para identificar los momentos y la forma adecuada para exponer argumentos, la eficiencia en la gestión de reuniones y la utilización de las herramientas de comunicación son las cualidades más buscadas para los perfiles directivos de las compañías españolas.

Un auténtico líder que guíe al equipo. El equipo es el activo más importante que un directivo puede tener. Un buen equipo te puede llevar directo al éxito del mismo modo que un equipo desorganizado puede hacer fracasar el proyecto más comercial.

Un auténtico líder debe mostrar confianza en las capacidades de los miembros de su unidad de trabajo, así como evaluarlos periódicamente para poder ofrecerles feedback y, de este modo, mejorar su rendimiento y el del equipo. Debe darles autonomía y delegar responsabilidades para que ellos mismos se hagan responsables de los resultados.

Planificador. Un profesional que sepa organizar el trabajo para aprovechar al máximo el tiempo es una de las cualidades más valoradas y deseadas en cualquier líder. Establecer objetivos de forma clara y concisa y tener visión para atender temas urgentes, sin perder de vista las tareas a largo plazo, convierte a un líder en un excelente líder.

Realista a la hora de establecer objetivos. Establecer objetivos es uno de los momentos clave de cualquier organización a la hora de planificar el año. Por este motivo, el líder debe establecer objetivos retadores y difíciles, pero al mismo tiempo, factibles y realistas.

Algunos llaman al nuevo estilo de dirección el ‘liderazgo 3.0.’; los más clásicos tal vez se refieran a un liderazgo ‘laissez-faire’. Lo que en cualquiera de los casos está claro es que las compañías españolas apuestan por gestores de equipos que apoyen un liderazgo más colaborativo y participativo.

Los nuevos líderes tienen como principal misión la gestión óptima de equipos para sacar el mayor partido al trabajo. Las principales competencias de los líderes para las empresas del siglo 21 son la comunicación, el desarrollo de las personas, la planificación de las tareas, las actitudes relacionadas con los logros y objetivos y la delegación en sus equipos.

RRHHpress (26/11/14)

http://bit.ly/1rhljhu

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email