En 2022 continuarán creciendo las ventas de servidores

245

A lo largo de este año se ha recuperado la inversión empresarial en tecnología, y la industria de servidores ha comenzado a recuperarse después de más de un año de contención de gasto. Esto ha sumado recursos a los que ya venía aportando el segmento de clientes hiperescala, que desde principios de 2020 ha incrementado el gasto en infraestructura para soportar el crecimiento de servicios en la nube.

En su último informe sobre el mercado, los expertos de TrendForce pronostican que los envíos de servidores podrían aumentar entre un 4% y un 5% interanual en 2022, animados por la percepción de que se está llegando a la nueva normalidad. Aunque todavía hay vientos en contra que lastran el crecimiento del mercado, como la escasez de componentes, las dificultades en la cadena de suministro y el aumento de contagios en mercados importantes como el europeo.

Pero mientras tanto el mercado norteamericano se mantiene fuerte, y los analistas pronostican que la demanda crecerá entre un 13% y un 14% el año que viene. En este contexto los proveedores ODM Direct han reforzado su presencia en el mercado global, desplazando a los proveedores tradicionales gracias a la demanda hiperescala.

En cualquier caso, TrendForce pronostica que la situación en la cadena de suministro irá mejorando a lo largo de 2022, gracias a tres factores principales. El primero es la introducción de os nuevos servidores basados en Intel Sapphire Rapids y AMD Genoa, que estimulará la renovación de equipos en el segmento empresarial y el crecimiento de la demanda de los centros de datos. Además, la aceleración de la transformación digital, la introducción del teletrabajo y la nueva normalidad seguirá incentivando la migración a la nube, y el consiguiente crecimiento de los operadores hiperescala. Finalmente, las iniciativas de soberanía de datos en regiones clave seguirán impulsando la construcción de centros de datos a pequeña escala en diferentes países.

Por otro lado, los expertos señalan que los fabricantes de servidores podrán aumentar su capacidad de envíos entre un 5% y un 6% en 2022, mientras que los proveedores ODM lograrán crecer a una tasa interanual del 15%, por encima del 13% previsto anteriormente. Pero los investigadores de TrendForce se muestran cautos sobre el efecto que podría tener la intensificación de la pandemia en la economía global, lo que les a llevado a recortar ligeramente sus previsiones.

En cualquier caso, afirman que la recuperación del gasto empresarial en tecnología no tiene vuelta atrás, independientemente de las fluctuaciones macroeconómicas. La renovación de equipos se convertirá en un impulsor de ventas de servidores tradicionales, mientras que la demanda de servidores ODM crecerá a una tasa de dos dígitos el año que viene, gracias al crecimiento de la nube.

IT USER (21/12/2021)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email