China solicita a UE que no aplique la misma política americana de restricción a Huawei

129

La relación entre la UE y China atraviesa una fase crítica. Tras el endurecimiento de tono de los europeos, quienes designaron al gigante asiático como “rival sistémico”, el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, subrayó este lunes en Bruselas que la cooperación es “tema principal” de la relación bilateral, a pesar de la competición que existe en algunas áreas.

Pero Wang, que participó en la reunión de los ministros de Exteriores de la UE, también dejó un aviso a sus colegas europeos. Les advirtió de que no sigan los pasos de EEUU al excluir al gigante de las telecomunicaciones Huawei de sus mercados, por la preocupación por el riesgo de ciberespionaje que Bruselas ya ha expresado. “Nos oponemos a las acusaciones sin fundamento con fines políticos y los intentos de derribar a una empresa extranjera”, comentó. “Creemos que tales prácticas son anormales, inmorales y no tienen apoyo“, agregó. La ciberseguridad es uno de los asuntos que más preocupa en la relación con China. Aunque el tema fue tratado el lunes en la reunión del Consejo, los europeos no fueron de momento tan lejos como para solicitar a Pekín que enmiende su ley que obliga a las empresas chinas a cooperar con sus servicios de inteligencia, origen de la preocupación global.

China puede estar logrando su objetivo. La campaña estadounidense por frenar el avance y desarrollo de redes 5G chinas en el exterior se diluye a medida que Reino Unido, Alemania, India o Emiratos Árabes Unidos han mostrado su falta de apoyo a las presiones de Washington. Entre sus grandes aliados, solo Australia tomó la decisión el año pasado de prohibir el acceso de Huawei.

En estas circunstancias, la Administración Trump baraja nuevas medidas para interrumpir los planes de la compañía china. Entre ellas, un decreto que prohíba a las firmas estadounidenses usar equipos de Huawei. Pero Trump no ha dado señales aún de que vaya a firmar esta orden ejecutiva a corto plazo. No solo eso, también sopesa medidas más agresivas como bloquear el acceso a componentes fabricados en EEUU que la compañía necesita para desarrollar las redes 5G. Esto ralentizaría los planes de Huawei y daría margen que para que otros competidores puedan mejorar sus ofertas, según The New York Times. El otro caballo batalla es el acceso de las empresas extranjeras al mercado chino, como parte del objetivo global de reequilibrar la relación comercial y económica con Pekín. Según el borrador de conclusiones de la cumbre europea de esta semana, los líderes pedirán que se refuercen los instrumentos para combatir los subsidios que distorsionan el flujo comercial, y un instrumento comunitario para garantizar que las firmas europeas tienen acceso a contratas públicas de allí, o se limitará el acceso a las licitaciones públicas en la UE.

 

El Economista (18/3/19)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email