Un robot de origami para cuidar nuestro estomago

14

Investigadores del MIT, de la Universidad de Sheffield, y del Instituto Tecnológico de Tokio han desarrollado un pequeño robot que cabe en una cápsula de medicamento y que puede desplegarse en el estómago para eliminar objetos extraños ingeridos por error o curar una herida desde dentro. Eso sí, una vez realizada su tarea, el robot desaparecerá del organismo sin dejar rastro.

El robot en cuestión se trata de un robot origami, una pequeñísima máquina flexible que gracias a su movimiento de fricción de sus extremos (movimiento bautizado como “stick-slip”) logra impulsarse hacia adelante para seguir una ruta predefinida a través de campos magnéticos. Los imanes que incorpora cuentan además con otra función: trabajar como pequeñas baterías que le permiten funcionar.

Para probarlo, el MIT simuló con éxito la extracción de una pila de botón por parte del robot, y es que explican que cada año se producen más de 3.500 casos en EEUU de ingestas involuntarias de este tipo de objetos. Las pilas son habitualmente digeridas, sin embargo, hay casos que si están demasiado tiempo en contacto con el tejido del esófago o estómago pueden reaccionar y quemar el tejido.

Este robot en concreto contaba con un imán en la parte central que permite que el robot pueda ser controlado desde el exterior y al mismo tiempo será ese imán el encargado de retirar una pila de botón. Sin embargo, el robot puede ser diseñado con otros compuestos que le permitan aplicar medicamentos directamente contra heridas internas, con lo que su uso se antoja como el próximo gran aliado mucho más efectivo que la tradicional medicación.

Para hacer ‘comestible’ el robot, los desarrolladores peinaron mercados asiáticos en Chinatown, pero finalmente acabaron por elaborar la estructura principal del robot a partir de intestino seco de cerdo, lo que habitualmente recubre el envoltorio de los embutidos, con la idea de hacer un dispositivo biodegradable.

“Este concepto es muy creativo y a la vez muy práctico, y que responde a una necesidad clínica de una manera elegante. Es una de las aplicaciones más convincentes de los robots de origami que he visto”, puntualiza Bradley Nelson, profesor de robótica en el Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zurich.

El Economista (13/05/2016)

http://www.eleconomista.es/tecnologia/noticias/7563002/05/16/El-robot-que-podra-tragar-para-que-limpie-su-estomago-y-cure-heridas-internas.html

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email