Air Yatch: un catamarán que además vuela

290

Air Yatch es un híbrido, a caballo entre barco de lujo y zepelín, con espacio para alojar a 22 huéspedes con las comodidades de un yate. Además, añade un ‘plus’ y es que tiene la capacidad de volar de una aeronave.

Su rapidez, la ausencia de aterrizaje en un aeropuerto son sólo algunas de las ventajas de las que pueden disfrutar los usuarios más adinerados del ‘Yate Aéreo’ ya que, igualmente, surca cielos que mares.

El estudio de diseño Lazzarini ha sido el encargado de este proyecto, abalado por otros diseños anteriores de embarcaciones tan particulares como una cápsula de lujo, un megayate eléctrico con forma de cisne y el Saturnia, otro yate de lujo que cuenta con su propio puerto privado.

El material de construcción para el esqueleto de esta aeronave es la fibra de carbono sirviendo, además, de plataforma para las 3 estancias diferenciadas. Las 2 exteriores tienen 150 metros de largo y se conectan, a través de 4 puentes, a una zona central con una longitud de 80 metros.

Una vez en el aire, el sistema de motores instalado proporciona empuje hasta alcanzar una velocidad de 111 kilómetros por hora con una autonomía de 48 horas. Ocho motores eléctricos alimentados por un sistema ultra ligero de baterías que a su vez se conecta a los paneles solares instalados en el techo de la aeronave.

Cuando el aparato se encuentra en modo catamarán, los motores de hélices pueden rotar y colocarse en posición vertical, permitiendo así a la aeronave a viajar a nueve kilómetros por hora en el mar.

Los usuarios podrán moverse por la zona de descanso dentro de una estructura de ocho puentes que conectan los dos globos laterales con la plataforma central.

Según el estudio de diseño, es una alternativa de vehículo más ecológica “sin emisiones que dañen el futuro”.

Los 22 huéspedes de este yate de lujo pueden alojarse en 11 camarotes, cinco en cada nave exterior y uno en la central, la cual permite disfrutar de unas vistas de 360 grados, al lado de los salones de estar y el comedor. En la parte superior se encuentra el helipuerto.

No obstante, todavía se trata de un concepto que no tiene precio ni potencial comprador. Eso sí, Lazzarini asegura que no está destinado a fines turísticos, sino para personas privadas que quieran disfrutar de un yate de lujo.

20 MINUTOS (17/01/2022)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email